Cine CríticaGente PV

Los Adioses: un homenaje infructuoso

A un nivel técnico, la película avanza en bloques espacio-temporales que suplen el desarrollo de personajes.

.

Por Sebastián Hernández

.

No cabe duda que, la última cinta de la realizadora Natalia Beristáin tiene el claro objetivo de presentarnos un mensaje cargado hacia la justicia social.

No cabe duda que la última cinta de la realizadora Natalia Beristáin (directora de ‘‘No Quiero Dormir Sola (2012)’’) tiene el claro objetivo de presentarnos un mensaje cargado hacia la justicia social, tan cercano a la cineasta como a la que inspira este filme, propuesta que es gratamente recibida (ya no se diga sumamente necesaria); lo que no cabe dentro de este intento cinematográfico por contribuir a una causa loable, es planteárselo al espectador como un panfleto o una monografía, sin dejarle la remota posibilidad de apreciar la obra artística por ningún otro valor que no sea el de su capacidad para estar al servicio de los ideales de sus productores.

Protagonizado por Karina Gidi y Daniel Giménez Cacho, este filme biográfico nos presenta un retrato de la escritora mexicana Rosario Castellanos, figura destacada de la literatura nacional y del movimiento feminista en Latinoamérica; esta adaptación cinematográfica hace hincapié en la complicada relación sentimental de la literata con el filósofo Ricardo Guerra, así como en la visión de un futuro igualitario que la escritora promulgó hasta los últimos días de su vida.

A un nivel técnico, la película avanza en bloques espacio-temporales que suplen el desarrollo de personajes por la simple tarea de representar eventos importantes en la vida de Castellanos, pero que puestos en pantalla carecen de efecto dramático o narrativo.

Otra de las decisiones creativas que demuestran el flojo intento por darle forma a un guión desafortunado, es la sobreexplotación del recurso literario: a lo largo de la película se nos recitan poemas y fragmentos de cuentos y novelas de la autora, muchas veces sin mayor justificación que servir de macguffins (elemento en la trama que genera suspenso y hace avanzar la historia, pero rara vez vuelve a ser mencionado dentro de la película), desaprovechando por completo dicha bibliografía para su aplicación al séptimo arte (en forma audiovisual, no literaria).

Si bien las actuaciones de Gidi y Giménez Cacho fluyen y se corresponden mutuamente con naturalidad, no son suficientes para levantar una historia que queda a medias, sin una clara progresión en su trama.

Tal vez lo único destacable de esta cinta es el haber traído a la pantalla grande y a un público nuevo, la obra (o al menos el nombre) de Rosario Castellanos, así como una probadita de lo que la escritora tuvo que soportar, en una época donde el machismo era prácticamente incuestionable, lo que la convierte en un personaje vigente en el panorama social actual. Para bien o para mal: ‘‘Los Adioses’’, un paseo ligero por una de las vidas más importantes de la literatura mexicana del siglo XX.