Gente PV

“Queremos proteger al jaguar”

Por Miguel Ángel Ocaña Reyes

.

Tras un año sabático en el que realizó un estudio en Longwood Gardens en Pensilvania y una estancia en el Castillo de Villandry en Francia, Neil Gerlowski regresa con nuevos proyectos para la protección de la flora y la fauna de la región, ampliando así las actividades del Jardín Botánico de Puerto Vallarta.

Entre los proyectos que se han puesto en marcha en el Jardín Botánico es un convenio de colaboración con la organización no gubernamental Panthera para el cuidado y protección del jaguar en la región montañosa de Cabo Corrientes, acuerdo en el que también participan Alianza Jaguar y Proyecto Jaguar.

“Más allá de la belleza de los jardines, para mí es más importante lo que pueden hacer los jardines por la naturaleza y para animar a la comunidad local a realizar acciones para conservar sus recursos naturales, una de las actividades que recién hicimos fue un convenio con la ONG Panthera en México, una organización global que está enfocada en la conservación de los felinos in situ, en su entorno natural, esta colaboración también incluye a la Alianza Jaguar y Proyecto Jaguar en Nayarit.”

Dicha colaboración surgió por la posibilidad de la presencia de jaguares en la zona sur de Puerto Vallarta, para lo cual se han colocado cámaras especiales para su detención precisa, lo cual permitirá iniciar un programa de protección de la especie.

“Acabo de instalar cinco cámaras trampa, uno de los veladores del jardín reportó escuchar los gruñidos de jaguar, además de ver sus ojos, después tuvimos el reporte de un miembro del jardín interesado en patrocinar cámaras trampas, motivo por el cual hicimos contacto con Panthera, Alianza Jaguar y Proyecto Jaguar quienes por su experiencia podían ayudarnos a tener la certeza de la presencia de estos felinos en la región, porque queremos proteger al jaguar.”

Cabe destacar que el jaguar es el felino más grande en el hemisferio occidental y el tercero más grande del mundo. Esta especie es de suma importancia para el ecosistema en el que hábitat pues cumple un papel de “paraguas”, lo que significa que, al protegerlo, se protegen de forma indirecta muchos otros animales que componen la comunidad de su entorno. Asimismo, Panthera Onca, desempeña un papel ecológico fundamental, ya que afecta numerosas cadenas alimenticias.

La presencia de jaguares en sus hábitats es un indicador de la salud del ecosistema. Cada vez hay más evidencia de que los hábitats grandes, saludables e intactos son más capaces de soportar el cambio climático. Además, los entornos con mayor biodiversidad con más resilientes a los cambios ambientales rápidos.

Para la protección de la especie, el proyecto busca capacitar, educar y concientizar a la población rural, con lo cual se pretende cuidar no sólo el hábitat del jaguar, sino también a la misma especie.

“Tenemos planeado organizar un foro sobre el jaguar que está más enfocado a los ejidatarios con la presencia de científicos para hablar sobre estrategias para el cuidado del jaguar y después tendremos una plática más familiar para crear conciencia entre la comunidad sobre la protección de esta especie.”

La distribución actual del jaguar es del norte de México hasta el norte de Argentina. A pesar de su amplia distribución, su hábitat ha disminuido en más del 40% desde comienzos el siglo pasado. Actualmente  está clasificado como especie en peligro de extinción en México de acuerdo a la SEMARNAT.

El problema con el jaguar es la pérdida y fragmentación de su hábitat debido a la transformación de grandes áreas naturales en campos de cultivo, áreas ganaderas y otros proyectos de desarrollo humano, además la disminución de sus presas naturales obliga a los felinos a cazar animales domésticos y ganado exacerbando aún más el conflicto con el humano, esto sin contar la cacería furtiva y su persecución.

Es importante mencionar que una solución para el cuidado del jaguar se realiza a través de métodos científicos y la construcción de modelos basados en sistemas de información geográfica, para lo cual Panthera comprueba la presencia de jaguares e implementa zonas para su protección, así como la creación de corredores biológicos que unan a las poblaciones núcleo. Al mismo tiempo, se apoya en los ganaderos y comunidades locales con el fin de mejorar las prácticas productivas y disminuir el conflicto con el jaguar.

Cabe destacar que Neil Gerlowski también ha trabajado intensamente para la protección de la guacamaya verde en la región, pues en 2014 tras una fuerte depredación de la especie, hoy en día ya se encuentran de nuevo habitando la región.

.