Crearían museo en El Monteón

Ricardo Santa Cruz, socio de RLH Properties y CEO de RSC Development, declaró que el INAH ha participado en la recolección de los vestigios.

.

  •  Esto debido a los importantes hallazgos prehispánicos rescatados durante los trabajos del desarrollo La Mandarina.

.

Por Eugenio Ortiz Carreño
Riviera Nayarit

.

El predio donde se desarrolla La Mandarina, en tierras ejidales de la Peñita de Jaltemba del municipio de Compostela y ubicadas en el poblado de El Monteón, contiene muchos secretos, uno de ellos es que justo a la mitad de sus casi cinco kilómetros de litoral se localiza un volcán apagado.

Pero además al realizar los trabajos de infraestructura, como caminos y cimientos de residencias, se han descubierto gran cantidad de vestigios prehispánicos que ya fueron reportados al Instituto Nacional de Antropología e Historia.

Esta institución destacó directamente desde la ciudad de México a un arqueólogo experto en salvamentos, José Rodolfo Cid.

Abierto y dispuesto a abordar todos los temas de manera franca, Ricardo Santa Cruz, socio de RLH Properties y CEO de RSC Development, dijo que no hay “temas tabú” pues reveló que desde que se iniciaron las obras el INAH ha estado en El Monteón y ha sacado carros completos de vestigios y hallazgos importantes.

Se han encontrado objetos de gran interés que indican la cultura a la que pertenecen, y que puede ser la cora o la huichol, como dos collares de piedra perfectamente conservados, así como pedazos de vajillas de barro. Todo se ha inventariado y llevado a la ciudad de México.

También se encontraron cinco pirámides pequeñas, las cuales fueron abiertas pero vueltas a cerrar y a cubrir de tierra. También habían otras como especies de casas y un área ceremonial, y estas han quedado resguardadas en una especie de zona restringida del propio desarrollo.

Por parte de los desarrolladores de La Mandarina se negocia con el Instituto de Antropología el establecimiento de un museo en el pueblo de El Monteón, donde se pudieran exponer las piezas más interesantes encontradas en el lugar.

La propia empresa está dispuesta a hacer la inversión, en el lugar donde los pobladores elijan para el museo y en cuanto a las piezas el que manda es el INAH, que decide cuáles son las piezas que dejan de las que tienen en su inventario.

Santa Cruz refiere que entre todos los hallazgos, hubo piezas interesantes como pequeños objetos de metal, lo que en opinión de los antropólogos del INAH son muy interesantes, ya que significa que los pobladores de la zona, tuvieron comunicación con poblaciones de sudamérica, particularmente con el Perú.

En cuanto a la posibilidad del museo, ya está platicado y en cuanto al INAH los investigadores están por concluir el sondeo de las piezas, y el propio José Rodolfo Cid ayudará a replicar las aldeas, que indiquen la forma de vida de los pobladores prehispánicos.

Se descarta también de entrada un “museo in situ”, porque para el desarrollo tendría el problema del acceso, porque no todo el mundo podría entrar a conocerlo. En cambio en El Monteón, los huéspedes y propietarios residenciales si podrían salir a conocer e ir al museo.