Un billón 700 mil millones de pesos

AMLO.

Por Humberto Aguilar

.

Así como se dio a conocer ayer que la fortuna de diez mexicanos equivale a los ingresos de 60 millones de mexicanos, en El Financiero y otros medios informativos se dio a conocer que 1 billón 700 mil millones de pesos es una fortuna que se esconde en paraísos fiscales.

Parece increíble esconder tanto dinero cuando en México haría un mejor país en inversiones productivas.

El grupo de empresarios ricos que se reunieron con Andrés Manuel López Obrador son parte de esos personajes que esconden dinero, pero es evidente que su riqueza les permite establecer condiciones al presente y al próximo gobierno.

Sus condiciones son para que el salario mínimo se mueva lo menos posible a favor del trabajador, por ejemplo, el salario mínimo actual es de menos de 90 pesos, Andrés Manuel quiere duplicarlo a 200 pesos, pero lo más que puede conseguir bajo esas condiciones será a un poco más de 100 pesos como ya se está hablando.

Otra condición que ya fue observada por Andrés Manuel es el tema del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México.

El presidente electo, desde su campaña, dijo que ese aeropuerto se iba a detener para construir dos pistas en el aeropuerto militar, tras la entrevista con los empresarios acordó que sí es posible terminar el nuevo aeropuerto, previa consulta con el pueblo.

Es decir, que esa enorme fortuna mueve las condiciones bajo el compromiso de hacer inversiones y crear más empleos para el desarrollo de nuestro país, todos sabemos que falta infraestructura para el desarrollo.

En Puerto Vallarta, por ejemplo, hace falta esa supercarretera que atraviese la sierra de Vallejo para acercar turismo a todos los pueblos en desarrollo de la costa de Nayarit, la carretera 200 que habrá de continuar por la costa de Jalisco hasta el estado de Colima, pero será sin duda bajo las condiciones que establezcan los dueños de ese billón 700 mil millones de pesos.

Desafortunadamente el gobierno de Andrés Manuel López Obrador seguirá condicionado sin poder hacer algo por detectar donde se esconde tanto dinero, seguirá condicionado para el crecimiento del sureste en el proyecto de sembrar un millón de árboles entre maderables y de frutos, algo podrá sacarle a los ricos, pero sobre todo le va interesar muchísimo hacerlos que participen en la construcción del ferrocarril del MAYAB y otros de los grandes proyectos de Andrés Manuel que por su parte al hacer recortes presupuestales va a contar con fondos para otra de las obras que se ha comprometido para los próximos seis años.

En Jalisco el gobernador electo, Enrique Alfaro, habrá de hacer maravillas tanto para que en el presupuesto que se va considerar el mes de septiembre como en sus buenas relaciones con López Obrador habrá de conseguir fondos para la infraestructura vial en la Zona Metropolitana como para nuestro destino turístico, que requiere fuertes inversiones para renovar sus servicios de agua potable y drenaje en la creciente zona de la Emiliano Zapata como en el centro histórico.

Será difícil que se consiga la mínima parte de ese dineral escondido en los paraísos fiscales.