Despierta VallartaGente PV

Es tiempo de decir adiós

Estar conscientes de nuestra neuro evolución constante y de que todo cambia, nada permanece, hará este viaje tan maravilloso de autodescubrimiento más ligero.

.

Por Adriana Méndez Snowden

.

En esta columna, “¡Despierta Vallarta!” nos enfocamos en temas de desarrollo personal, emocional y espiritual. Hemos hablado de que todo sucede a partir de que tenemos consciencia de nosotros mismos y del mundo que nos rodea, y, por lo tanto, aprendemos a tomar decisiones responsables.

Una de esas decisiones, es la de seguir un camino donde nos comprometemos con nuestro crecimiento en todas las áreas de nuestra vida. Este camino puede llegar a ser uno muy solitario, uno donde vamos dejando gente cercana a nosotros en aquel lugar del cual venimos, pero que ya no queremos estar.

Muchas veces nos toca convertirnos en mensajeros si descubrimos que ese es nuestro propósito, sin embargo, el mensaje se comparte, no se impone. Habrá que entender que cada persona tiene sus tiempos y sus propios deseos del corazón.  Habrá que entender sin juzgar, que tal vez…es tiempo de decir adiós.

Habremos de comprender que ese familiar, amigo o pareja, ya no circula en nuestra misma frecuencia, y que nos podemos volver hasta seres extraños porque un día nos damos cuenta de que hemos cambiado, que todo ha cambiado, nuestras creencias y valores, nuestros hábitos, nuestras metas, y que aunque siempre conservemos el cariño por estas personas, ya no tenemos nada en común y que ya han cumplido el ciclo que tenían que cumplir, y hay que cerrarlo. Porque de lo contrario, podría interferir en nuestro nuevo camino, que por voluntad hemos elegido.

Dicen que somos la suma de las 5 personas con las que nos relacionamos, así que una de las consecuencias de elegir tal o cual camino, significa desarrollar relaciones con personas afines a nosotros y que estén en completa sintonía con la nueva versión de nosotros mismos y compartir una misma visión de vida.

Es tiempo de decir adiós, a algo o alguien que quieras trascender, incluso alguna enseñanza, algún maestro. Estar conscientes de nuestra neuro evolución constante y de que todo cambia, nada permanece, hará este viaje tan maravilloso de autodescubrimiento más ligero, tal vez, sin expectativa alguna, te reencuentres con algunas de estas personas en ese lugar, donde siempre has querido estar.

.

Adriana Méndez Snowden
Coach Transformacional/Conferencista/Escritora
contact@adrianamendezsnowden.com