Aumentan los tiraderos clandestinos de basura

Los sitios favoritos son ríos, arroyos y acotamientos.

.

Por Eugenio Ortiz Carreño
Bahía de Banderas

.

A pesar de las campañas contra el plástico o de conservación del ambiente, la población rural insiste en tiraderos clandestinos de basura, que se convierten en auténticos vertederos, donde los servicios de limpieza y recolección de basura no llegan.

Los sitios favoritos son las riveras de ríos y arroyos en todo el municipio de Bahía de Banderas, y para constatarlo basta hacer un recorrido entre los pueblos de San Juan de Abajo, a Valle de Banderas para encontrar varios lugares que ya han sido tomados como vertederos.

Los acotamientos de la carretera Federal 200 son también una muestra de la falta de cultura de limpieza de la gente que la transita, pues a ambos lados se puede ver el acumulamiento de desechos plásticos, principalmente envases de refresco o de frituras de la gente que transita en sus automóviles y que arroja los desechos al ambiente.

Pero además de la basura que se acumula en los acotamientos, también se pueden ver en algunas salidas de la cinta asfáltica, sitios donde se arrojan bolsas de desperdicios y se ocultan entre hojarasca, o escombro, materiales de desechos que se usan para relleno.

Entre los tramos de carretera que hay entre la Cruz de Huanacaxtle, El Guamuchil, a San Quintín, San Ignacio, Sayulita y San Pancho, hay al menos una media docena de vertederos clandestinos donde algunas personas acostumbran arrojar sus desperdicios plásticos o orgánicos.

Ante la proliferación de estas costumbres, el líder social de Bucerías, José Manuel Venegas, propone que se apliquen sanciones fuertes económicas, a todas las personas que tienen esta costumbre de tirar basura en lugares no autorizados, para ver si se erradica el problema.

Observó que en el municipio de Cabo Corrientes, en la zona correspondiente al Ejido de Las Juntas y Los Veranos, hay carteles visibles donde se advierte que a la persona que sea sorprendida arrojando basura en lugares no autorizados, se aplicará una multa de 5 mil pesos, y eso lo consideró una buena medida a aplicar también en Bahía de Banderas, para abatir esta problemática.