Ataque de cocodrilo generó polémica en redes sociales

  •  Unos opinan que debe ser sacrificado el agresor, otros estiman que merece vivir y que debe respetarse su hábitat natural.

.

Por Eugenio Ortiz Carreño
Riviera Nayarit

.

El supuesto ataque de un cocodrilo en contra de un hombre, que pescaba en el río Ameca, su muerte y aparición del cuerpo desataron una intensa polémica en redes sociales, principalmente en Facebook, la cual sigue con dos posturas definidas: que se saquen los cocodrilos por el peligro para la gente y la otra, que se les respete en su hábitat.

Al darse la noticia de que los policías tenían orden de matar al cocodrilo, gente de toda la región y algunos de otras entidades de la República expusieron toda clase de comentarios y hubo quienes comentaron que “el cocodrilo merece vivir, se metieron a su casa y el solo reaccionó como cualquiera hubiera hecho”.

La reacción de otra persona fue “en mi punto de vista ya estuvo bueno de que estos animales sanguinarios por naturaleza estén por toda la rivera del río desde Ixtapa hasta Los Muertos, es una mala imagen para el puerto puesto que anteriormente no los había, sería bueno reubicarlos en un área lejos de aquí allá en la selva Lacandona , lejos, lejos , la mayoría de ellos están ya reconocidos por Protección Civil , hace 20 años recuerdo que podíamos andar libremente en el río y en la boca de Tomates y ahora ya no…”

Una mujer de nombre Hortensia Madrigal Prado expuso que el cocodrilo debía morir y quitarle el cuerpo, como ocurrió con su vecino, al que tuvieron que quitárselo matándolo, “aunque le dejaron sin piernas ni brazos y en paz descanse”.

Sarah Vargas también comentó: “siento que cuando salió a flote con la víctima era el momento exacto para disparar, perdón estoy contra el maltrato animal pero esto rebasa expectativas, sé que la víctima tuvo un error al ingresar a su hábitat, pero señores se imaginan pudo ser familiar de alguien…”

María Guadalupe Reynoso Castellanos, también opinó a favor de dispararle al animal, y lamenta que se haya esperado tanto tiempo. “Lo hubieran matado… Pobres de sus familiares que triste muerte y todo defendiendo al cocodrilo”.

La señora Carla Esparza Quintero expuso por su parte “que ningún cocodrilo más deba sufrir un cruel destino, el cocodrilo de río está protegido por la Ley” y agrega que es necesario denunciar “a quien cause cualquier tipo de daño a estos seres”.

Para el responsable del reptilario Cipactli del Centro Universitario de la Costa, Helios Hernández, los cocodrilos no se deben sacar del ecosistema, pues de hacerlo se afectaría justamente el ecosistema, ya que esta especie propicia la mejor circulación del agua en los humedales, y por eso “no hay porqué moverlos”.

.

Proponen restringir acceso al río Ameca

La Dirección de Protección Civil de Bahía de Banderas, emitió un boletín el pasado martes, al concluir la búsqueda del cuerpo del hombre que supuestamente fue atacado por un cocodrilo, en el que hace una serie de recomendaciones para una mejor convivencia con esta especie.

Apunta que el río Ameca es considerado de “alto riesgo” debido a sus fuertes corrientes y afluencia continuamente cambiante, así́ como por ser hábitat natural de cocodrilos, existiendo ejemplares adultos y en constante conflicto entre ellos por dominio de territorio, es por ello que recomendaríamos lo siguiente:

-Monitoreo y captura del cocodrilo implicado en el incidente de reciente acontecimiento para su confinamiento permanente, para lo que se están realizando los trámites y permisos correspondientes con la autoridad competente (Semarnat y Profepa).

-Restringir la entrada al margen del río para pesca si no se utilizan los métodos adecuados tales como: lancha, línea de pesca desde tierra y estar siempre acompañados.

-Las actividades de recreación, pesca rústica ya sea línea de pesca, buceo o tarraya con el cuerpo dentro del agua no son recomendables para la sociedad.

-Restringir el acceso posterior al margen de la zona federal en los puntos considerados como de alto riesgo.

-Fortalecer señalética preventiva a lo largo de toda la rivera del río Ameca. (En la actualidad, los avisos de la presencia de cocodrilos son bastante reducidos y prácticamente están ocultos por la vegetación.)