Educación y ParentalidadGente PV

Apoyemos y apreciemos el arte

Considero que las expresiones artísticas como las esculturas monumentales, deberán estar presentes en toda ciudad que planee embellecer sus entornos, incrementar su identidad cultural y ser referente internacional por las mismas.

.

Por Dr. Jesús Cabral Araiza.

.

El siglo XXI será un tiempo de reconciliación con la ciudad, en el que, a fuerza de mejorar los transportes urbanos y la infraestructura, las ciudades volverán a renacer como sitios en los que será agradable vivir.
– Santiago de Calatraba

Recientemente se ha propiciado una polémica que no debiera ser. Me refiero a la reciente puesta de diversas esculturas monumentales que se realizaron producto del primer concurso de escultores el 2017 en el CUCOSTA de la Universidad de Guadalajara.

En principio no debiera ser un tema polémico, aunque igual y para bien sí lo es.  Me refiero al hecho de colocar en la agenda citadina popular el tema del arte urbano monumental. Quizás poca gente aprecia el mismo, salvo que comente las obras que de manera obligada tiene que ver cuando camina por el malecón y una que otra obra colocada casi accidentalmente al interior de la ciudad de puerto Vallarta.

Me parece que es una excelente oportunidad para plantear algunos aspectos entorno a las mismas. Por ejemplo, podrán gustarnos o no. Pero precisamente el arte pretende, por una parte, ser confrontativo de aquello que somos y nos gusta, como de lo que igual somos y nos desagrada. El arte proyecta y magnifica nuestras filias y fobias, lo que somos, a lo que aspiramos a ser, nuestros fantasmas persecutorios, así como recupera parte de nuestra historia y la relación que guardamos con los otros, las ciudades, nuestros orígenes, destinos y lugares fantaseados.

Es decir, el arte no le quita ni le pone más o menos a nuestra historia, la proyecta y a veces no la puede mostrar cruda, sin censura, sin palabras amigables, realista. Por ello cuando vea algunos comentarios en redes sociales del espectador de a pie, no puedo más que pensar que es la opinión de quien ha optado por ser “criticón” más no “critico”, que ¿cuál es la diferencia? Vera usted amable lector.

Pienso que alguien que es criticón, sólo busca descalificar, arruinar al otro sin mayor propósito o argumento que a veces aumentar su propio ego, o las miradas forzadas a su opinión e incluso el escandalo per se. Por otra parte, una persona que es crítica o se considera tal, emite una opinión informada y cuando descalifica una expresión o realidad, demuestra o propone una mejor manera de hacer algo o en este caso de representar el arte urbano monumental.

En tal contexto, resulta banal, vago o trivial si alguien califica a las esculturas de feas, sin sentido o carentes de mensaje, pues ello implicaría haber conocido a los autores, sus pretensiones respecto al mensaje creado o incluso a las decenas de alumnos de la carrera de artes que participaron en su elaboración. No fueron caprichos del momento, ni trabajo espontaneo del día a día. Fue –me consta- un trabajo arduo desde la organización y la convocatoria, hasta la elaboración a cielo abierto de manera planeada con el sudor de autores y colaboradores. Se concluyeron diversas obras y se planeó regalarlas para embellecer está ya en sí, bella ciudad.

.

Entorno y arte

Por otra parte, se ha mencionado que se quitaron árboles para colocar una escultura en la colonia La Aurora, si bien es verdad los arboles igual deben cuidarse y apreciarse, y es conveniente igual planear la colocación de los mismos en otro sitio, no es menos importante saber qué tipo de árbol fue, a dónde lo llevaron, sobrevivió o no, esas entre otras preguntas más. Aunque igual llama la atención dónde están esas mismas personas al momento de planear una protesta por la falta de unidades deportivas, falta de áreas verdes, violación de el Plan de Desarrollo Urbano al cambiar usos de suelo, la contaminación y deterioro de los ríos y la montaña, la contaminación de playas y ríos, entre otros importantes recursos y lugares naturales para proteger y las acciones que ello implica. ¿Ahora recuerda la necesidad que tienen algunas voces de reflectores del momento?

Considero que las expresiones artísticas como las esculturas monumentales, deberán estar presentes en toda ciudad que planee embellecer sus entornos, incrementar su identidad cultural y ser referente internacional por las mismas.

¿Quiere algunas referencias al respecto? Barcelona, Madrid, Roma, Ciudad de México, Boston, Vancouver y la lista podría ser más larga que el espacio que me resta para las palabras finales. Se puede y debe buscar un estilo propio que combine ser un destino de playa con vegetación exuberante y de origen ser un pueblo típico mexicano, con raíces identitarias propias, pero propensos al sincretismo cultural de quienes nos visitan permanentemente de cualquier parte del mundo, ¿no cree usted?