Gente PVJuventud en nuestra comunidad

Rotaract Centro

Una sociedad unida y que busca la manera de alcanzar estos cambios con pequeñas acciones, es una sociedad que logrará una evolución en la calidad de vida de las personas.

.

Por Néstor Cabral Biurcos

.

Concordia, solidaridad y ayuda mutua son los medios más importantes que permiten a las especies animales sobrevivir.
Christian Lous Lange

El miércoles pasado tuve la oportunidad de vivir una experiencia que me enseñó mucho y me dejó una gran satisfacción. Tuve la oportunidad de involucrarme con una agrupación sin fines de lucro, cuyo único objetivo es el bienestar de las personas de nuestra ciudad.

Rotaract es una asociación que se desprende de Rotary International, una red mundial de personas líderes que apuntan a generar un cambio mediante campañas de servicio a la comunidad, recaudación de fondos y diferentes instituciones de apoyo a la ciudadanía.

Mi experiencia consistió en asistir a una sesión interactiva del grupo Rotaract Centro, la cual empezó a las ocho y media de la noche y cerró un poco menos de una hora después. El trabajo consistió en convertir bolillos, queso, jamón, crema, mayonesa, jitomate y lechuga, en unas ricas tortas de jamón que serían repartidas dentro y fuera del Hospital Regional de Puerto Vallarta y la UMF ciento setenta y nueve. Todos estos alimentos fueron posibles gracias a la panadería ¨Don Chonito¨ que se encargó de garantizar que tuviéramos ingredientes para ochenta tortas.

Fue una experiencia excelente, desde el momento en que todos estamos alrededor de una mesa, cada uno con una tarea, ya sea cortar los panes o untar la mayonesa y el queso, se siente la satisfacción de estar contribuyendo a una causa que sabes después tendrá un gran efecto en alguien más.

La convivencia que se vive es sin duda una muestra de cómo Rotaract Centro no es sólo un grupo de gente, sino una familia que comparte comparte un sólo objetivo: ayudar.

De alguna manera fue triste ver personas al exterior de estos centros de salud para las quienes no hay alimento, refugio y que no reciben un trato digno.

A mí sólo me tocó asistir a dos clínicas, en ellas vi mucha gente angustiada, enferma, sin alimento o agua, y poca esperanza en el semblante de poder salir de ahí rápidamente y satisfechos. Fue difícil ver esto, verdaderamente te hace valorar todo lo que tienes, y te motiva a seguir contribuyendo con lo poco que puedas hacer.

Una vez terminado todo este proyecto a casi media noche, estaba cansado y con pocas ganas de levantarme el siguiente día para ir a clases, y luego me pregunté, ¿de no ser por este grupo de Rotaract, que hubieran cenado todas estas personas a las que les repartimos las tortas? La respuesta es, posiblemente nada.

Me pone muy contento saber que existen personas como estas, comprometidas, con una filosofía altruista y que buscan el beneficio común y no sólo el individual.

Después de vivir esta experiencia recuperé un poco la esperanza de como sí existe gente dispuesta a hacer un cambio en nuestra sociedad, con lo poco que se pueda aportar, lo importante es hacerlo y transmitir esa buena voluntad y ganas de ayudar. Los motivos para hacer este tipo de acciones están ahí, maneras en las cuales se puede ayudar también lo están y sobran.

Una sociedad unida y que busca la manera de alcanzar estos cambios con pequeñas acciones, es una sociedad que logrará una evolución en la calidad de vida de las personas. Estoy motivado a seguir involucrado con este proyecto y me gustaría felicitar y agradecer a Ana Paredes, ex directora del grupo Rotaract Centro que me invito a estar presente en las sesiones que se llevan a cabo todos los miércoles.

Hacen falta personas que sean ejemplo a seguir, y lo mejor que se puede hacer es trabajar en ser uno mismo. Muchas gracias por leer y que tenga un excelente día.

.

Una sociedad unida y que busca la manera de alcanzar estos cambios con pequeñas acciones, es una sociedad que logrará una evolución en la calidad de vida de las personas.