Festejan a forjadores de Bahía: los abuelos

Cientos de adultos mayores que integran los clubes de la tercera edad fueron agasajados.

.

  •  El presidente municipal, Jaime Alonso Cuevas Tello, celebró a los que él considera los “chiquiados” del ayuntamiento.

.

Por Eugenio Ortiz Carreño
Riviera Nayarit

.

Los que hace 40 o 50 años promovieron la creación del municipio número 20 de Nayarit, separando el sur de Compostela de su cabecera municipal, hoy son hombres y mujeres que sobrepasan los sesenta años y los sobrevivientes integran los clubes de la Tercera Edad de Bahía de Banderas.

Ayer fue un día especial y las actividades normales en el ayuntamiento de Bahía de Banderas, Nayarit, fueron interrumpidas para realizar de manera atrasada los festejos del Día del Abuelo, por ello se pudo ver juntos al presidente municipal Jaime Alonso Cuevas Tello y a su esposa la señora Ana Berumen de Cuevas en el salón de eventos “El Toro Bravo” de San José del Valle para festejar a los adultos mayores.

Si bien la cita fue a las dos de la tarde, algunos regidores salieron a prisa de sus oficinas para poder presenciar los festejos, los puntuales fueron los adultos mayores y personal del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia de Badeba, mientras que el alcalde y la primera dama se dieron tiempo para pasar a cada una de las mesas y así ofrecer un saludo, un abrazo, una felicitación y hasta alguna foto con los adultos que forman parte de los clubes de la tercera edad.

Ellos, la “gente grande” de Bahía de Banderas fueron a saber de nueva cuenta que son “los chiquiados del ayuntamiento” según afirmó el primer edil durante la entrevista realizada por Riviera Nayarit Opina, donde destacó que “aunque aún no existe ningún asilo de ancianos dentro del municipio, se trabaja ya en un proyecto privado de una casa de retiro, donde una sección podrá admitir a aquellos adultos mayores que han quedado en completo desamparo”.

En el “Toro Bravo” se reunieron más de 500 damas del ayer y los caballeros antiguos, ellos se arreglaron con sus mejores atuendos y en lugar de quedarse en casa se fueron de fiesta con el alcalde. Ahí se les vio con sus enormes sonrisas y caras de agradecimiento recibieron el pequeño festejo, donde los colaboradores del DIF Bahía de Banderas se encargaron en recibirlos, asignarles un lugar en las mesas para la comida.

La música no faltó y aunque estos muchachos y muchachas del ayer ya no escuchan tan bien, el equipo de sonido elevó su volumen para recordarles que se puede escuchar con algo más que claridad y disfrutaron las melodías y los ritmos que en su plenitud los hizo vibrar.

Justo en la entrada personal del DIF les recibió con dos obsequios una pequeña botella de agua y una gorra con la leyenda “Bahía de Banderas Esperanza para Todos”. La mayoría se la puso, no así otros que optaron por guardarla, para lucir el peinado las mujeres y otros el sombrero que eligieron para verse elegantes en su festejo.

Algunas parejas incluso se subieron a la pista para bailar un danzón o una cumbia con toda la actitud y la energía, como lo hacían antes, o como lo han hecho siempre porque se ve que no han perdido condición y saben llevar el ritmo y la cadencia.

Al ser entrevistado el alcalde, sobre el tema de adultos mayores, el médico Jaime Alonso Cuevas comentó que si no se les da la importancia que merecen, “nunca vamos a conocer nuestros orígenes, ni vamos a saber cuál es nuestro destino”.

Jaime Cuevas es consciente de que la mayoría de ellos vivió el movimiento del cual emergió el hoy municipio de Bahía de Banderas. “Ellos hicieron el trabajo para poder lograr que Bahía de Banderas fuera municipio”.

Y puntualizó que Bahía de Banderas no tiene 28 años, tiene 58 años, porque desde entonces estos señores y estas señoras que están aquí empezaron a trabajar. “Ellos estuvieron tocando puertas en el Congreso, con los políticos, en todos lados para lograr que se hiciera el municipio y lo que estamos haciendo ahora es lo menos que podemos hacer en reconocimiento a su labor”.

Abundó que “si no hubiera sido por el trabajo de ellos, no sería una realidad lo que hoy es Bahía de Banderas. Ellos son los protagonistas, porque esto empezó 30 años antes de que se formalizara todo el municipio. Muchas mujeres apoyaron a sus maridos, y eso es trabajo; otras mujeres cuidaban a sus hijos en lo que el hombre participaba en la política, y muchas otras mujeres también eran activas política y socialmente hablando, hicieron realidad que Bahía de Banderas fuera un municipio”.

Por eso, insistió, ahora “lo que menos podemos hacer es olvidarnos de eso…” y por eso dijo, el actual ayuntamiento está dispuesto a apoyarlos en todo lo que esté al alcance de la mano, y en principio son los “chiquiados” de la presidenta del DIF, y de él mismo, y por eso se les brindan apoyos de todo tipo, desde la graduación de lentes hasta los apoyos médicos que necesiten.