Aventuras de un pintorGente PV

Pepper

Por Federico León de la Vega

.

He pasado los últimos siete días en el rancho de un amigo. Su rancho está en el desierto en un lugar tan remoto que no se escucha ni se ve ningún ser humano alrededor. Sin embargo, su casa dentro del rancho cuenta con todos los servicios que se esperan de una habitación moderna.

Cuenta con un pozo de agua potable propio, al igual que con calentador de agua solar. Sobre los techos de su casa los colectores transforman le energía solar en electricidad. Cuenta con corriente de 110 voltios, que alcanza para toda la casa y para su taller. A propósito del taller, está equipado con toda clase de máquinas herramientas. Ahí se pueden producir herrajes, muebles de madera, fibra de vidrio, instalaciones eléctricas o joyería. Lo anterior llena la más exigente expectativa de cualquier creativo.

Por las mañanas me ha dado por levantarme antes que el sol. Tomo una vereda y camino hasta que la luz dorada aparece en el horizonte. Por las noches vuelvo caminar y admiro las estrellas. Distingo con facilidad la Vía Láctea.

Durante el día he dedicado mi tiempo a hacer algunas reparaciones, pero sobre todo a leer. Mi amigo cuenta con una biblioteca bastante satisfactoria, sobre todo integrada por libros prácticos de cómo hacer cosas y algunos otros de novelas de aventuras en el mar.

La disponibilidad en Internet me permite escuchar todo tipo de música y de enterarme de las últimas noticias.

He pasado unos muy agradables días de introspección y de contemplación de la naturaleza, así como de agradable e ininterrumpida lectura. Sin embargo, debo de decir que mi amigo y su compañera no estarán por una larga temporada en casa. Tal vez se hayan cansado de esperar ese gran suceso apocalíptico que motiva a los Preppers a construir este tipo de instalaciones.

.

León de la Vega.