Gente PV

Los noventa años de Lupita Sánchez de Covarrubias

La familia Covarrubias Sánchez, felices por los 90 años de Lupita.

.

  • Más de 200 personas acudieron a felicitarla en una misa excepcional.

.

Por Miguel Ángel Ocaña Reyes

.

Conmovedor hasta las lágrimas resultó el festejo por los 90 años de la señora Guadalupe Sánchez de Covarrubias en el Hotel Velas Vallarta, donde más de 200 amigos sinceros y familiares se dieron cita para felicitarla y manifestarle un enorme cariño que se ha ganado a lo largo de los años por su don de gente y espíritu de servicio que ha demostrado desde su llegada a Puerto Vallarta.

El festejo dio inicio en punto de las nueve de la mañana con una misa oficiada por tres sacerdotes que son grandes amigos de Lupita, Esteban Salazar González, Roberto Cordero Robles y Carlos Peña Ramos, quienes brindaron un mensaje muy emotivo en honor a la festejada, de quien señalaron su liderazgo no solamente familiar, sino también social al emprender diversas acciones en beneficios de la comunidad que hoy en día todavía son latentes.

Lupita con lágrimas en los ojos, agradeció a todas las personas que se han topado en su camino, y que la han ayudado de una u otra forma a lograr los objetivos que se planteó para servir a su comunidad y cuidar a su familia, manifestando además sentirse tan feliz que tenía ganas de cantar.

Al concluir la emotiva misa, el público hizo una larga fila para felicitar y llenar de abrazos a Lupita Sánchez de Covarrubias, quien en todo momento se notó radiante y feliz, plena ante las muestras de sincero cariño que recibió.

El desayuno fue por demás exquisito, no sólo por los platillos servidos, sino por el agradable ambiente familiar que se percibió en todo momento, en el que la amistad sincera se notó en una convivencia en la que sólo una mujer que teje lazos de unión a través de las buenas obras puede lograr.

Momento muy especial fue la proyección de un video en el que hijos, nietos y bisnietos ofrecieron bellas y sensibles palabras de agradecimiento a Lupita Sánchez de Covarrubias, quien emocionada hasta las lágrimas escuchó los bellos deseos y manifestaciones de amor que le hicieron sus descendientes.

Así, con el ánimo en todo lo alto, y tras un fuerte y prolongado aplauso, la música en vivo alegró aún más el ambiente con música que puso a todos a bailar, generándose una algarabía en la que los presentes se unieron en comunión para festejar con Lupita 90 años de vida.

Para cerrar con broche de oro el festejo, la entrada del mariachi arrancó los aplausos y gritos de alegría de los presentes, al tiempo que Lupita recibió un pastel de cumpleaños que con todo agrado recibió, y que decidió apagar la velita con sus bisnietos.

Fue en ese momento que el festejo tomó un segundo aire, pues las notas del mariachi sacaron el cantante que todos llevan dentro, y así Lupita interpretó A mi manera, seguida de una variedad de música vernácula que corearon los invitados al más tradicional brindis por la festejada.

Noventa años y cantando, así fue como concluyó el festejo para una mujer que ya dejó huella en Puerto Vallarta, no sólo por su historia de vida, sino por las obras que hizo en beneficio de una comunidad que la recibió con los brazos abiertos y que hoy en día le correspondió con mucho cariño, cosechó lo que sembró.

.