Sorprende Guayabitos a mayoristas nacionales

AGENTES en la Convención Internacional de Agentes de Viajes.

.

  • Medio centenar de agentes de viajes realizaron un fam trip al destino de Compostela.

.

Por Eugenio Ortiz Carreño
Riviera Nayarit

.

Durante la LXIII Convención Internacional de la AMAV (Asociación Mexicana de Agencias de Viajes) que se realizó en la ciudad de Tepic, Nayarit y en la que participaron más de 400 agentes de viajes de todo el país, un medio centenar de ellos participaron en un “fam trip” en Rincón de Guayabitos y Los Ayala.

Durante la convención que se desarrolló en Tepic, y que fue promovida por la Secretaría de Turismo del Estado, los hoteleros de Rincón de Guayabitos también tuvieron oportunidad de ofrecer información sobre los múltiples atractivos del destino, mismos que solo cincuenta de ellos lograron constatarlos de manera directa.

Con la convención de agentes de viajes, Nayarit logró posicionarse ante los ojos de los mayoristas nacionales, pero también se favoreció a Rincón de Guayabitos, por su importante infraestructura hotelera y turística en general, informó el presidente de la Asociación de Hoteles de Compostela, doctor Alejandro Chávez Bustos.

Por disposición de la Secretaría de Turismo del Estado se hicieron recorridos a lugares como Jala e Ixtlán, pero los agentes que visitaron Rincón de Guayabitos no dejaron de marcar la diferencia, por toda la infraestructura con que cuenta así como por sus atractivos y por lo cual se regresaron muy felices.

Al visitar Rincón de Guayabitos, los agentes de viajes mexicanos fueron objeto de un recorrido a diversos puntos que vale la pena conocer, como es la pequeña playa familiar de Los Ayala, hicieron un recorrido por la Bahía de Jaltemba visitaron la Isla Coral y su playa, el Campamento Tortuguero en la Playa el Naranjo, y probaron una muestra de la gastronomía en el restaurante Pineda.

Solo fue un día pero fue suficiente para que los mayoristas nacionales se fueran gratamente sorprendida por la calidad de los servicios turísticos, por las bellezas naturales y sobre todo por la gastronomía que disfrutaron en el lugar.

Al retornar, se les dio un breve paseo en la ciudad de Compostela, donde pudieron admirar la arquitectura de la señorial ciudad que guarda un gran cúmulo de historia en las paredes de sus casas y en sus calles antiguas.