Las tradiciones cambian

Esta es la publicidad oficial del certamen “Reina Gay Fiestas Patrias Vallarta 2018”.

.

Por Luis Alberto Alcaraz

.

REINA DE REYES. Instituido desde 1929, el certamen Reina de las Fiestas Patrias de Puerto Vallarta ha desaparecido prácticamente de las prioridades de los dos ayuntamientos emanados del partido Movimiento Ciudadano y en su lugar parece cobrar fuerza el evento “Reina Gay Fiestas Patrias Vallarta 2018”, como lo demuestra la promoción oficial realizada a este evento con el patrocinio del Ayuntamiento de Puerto Vallarta. Durante los seis años que el MC lleva al frente del gobierno municipal solamente en dos ocasiones se ha realizado el certamen Reina de las Fiestas Patrias, el cual no fue organizado este año, lanzando en su lugar la convocatoria para el certamen Reina Gay, un evento que anteriormente se realizaba en oscuros salones de fiestas de la ciudad y que en esta ocasión tendrá como escenario el Teatro Vallarta. La convocatoria del evento a celebrarse mañana 13 de septiembre está firmada por la Comisión de Igualdad de Género y Desarrollo Integral Humano y muestra el logotipo del H. Ayuntamiento de Puerto Vallarta, lo que lo convierte en un evento oficial del municipio. Lo interesante aquí es por qué se desdeña un evento con una tradición de casi 90 años y en su lugar se fomenta otro que evidentemente no congrega a toda la sociedad vallartense sino a un exclusivo sector de la misma.

.

EXTRAÑAS COINCIDENCIAS. Por alguna razón fue a raíz de que el panista Fernando González Corona llegó a la presidencia municipal de Puerto Vallarta cuando se empezó a promover abiertamente al puerto como un destino gay, edificando santuarios en la llamada Zona Romántica de la ciudad donde florecieron establecimientos exclusivos para el sector gay, situación que hoy se repite en una administración cuyas cabezas son personas que se formaron en el PAN y se siguen comportando como panistas por más que lleven años de militancia en el MC. Más allá de los debates en torno a la igualdad de género sigue siendo cuestionable para muchos esa decisión de proyectar a Puerto Vallarta como un destino gay, con eventos como el que hoy nos ocupa. En la actualidad el sexo de las personas no debiera ser una condición para ser bien tratado o mal tratado en un destino de playa, sin embargo abundan quienes presumen que el turismo gay tiene un alto poder adquisitivo por lo cual a Vallarta le conviene atraer a este tipo de visitantes. Sin necesidad de presumir el sexo de cada persona, en Puerto Vallarta han sido históricamente bien recibidas todo tipo de personas, aunque el llamado orgullo gay ha empoderado a muchos personajes del puerto y los ha impulsado a tratar de imponer su agenda como si fuera prioritaria. Insistimos, nada de malo hay en que se organice un evento de belleza gay, la pregunta es otra: ¿por qué el ayuntamiento ya no organiza el tradicional evento de Reina de las Fiestas Patrias?

.

LA EQUIDAD INEQUITATIVA. De acuerdo con la convocatoria firmada por el ayuntamiento de Puerto Vallarta, los requisitos para participar en este concurso son: ser mayor de edad, poseer de belleza y rostro, cualquier cosa que eso signifique, tener una estatura mínima de 1.68 y escolaridad mínima de bachillerato, además de una residencia mínima de dos años en Puerto Vallarta. Llama la atención que una Comisión de Igualdad de Género se dedique a promover eventos abiertamente discriminatorios, porque para ser reina de los gay vallartenses tiene que ser alto y guapo, pero está claro que la superficialidad no es privativa de un género sino que prevalece en todas las facetas de la naturaleza humana. Por lo demás llama la atención que, a diferencia de los certámenes tradicionales, en este concurso los premios sean en efectivo, con 10 mil pesos para el primer lugar, tres mil para el segundo y 2 mil para el primero, además de un premio especial de mil pesos para el mejor traje típico regional de fantasía. Nadie en Puerto Vallarta puede estar en contra de este tipo de eventos, lo que es cuestionable es la decisión del ayuntamiento de Puerto Vallarta de abandonar eventos tradicionales que por casi un siglo reunieron a las familias vallartenses para imponer “nuevas tradiciones” que involucran a un reducido sector de nuestra sociedad.

.

VALLARTA, EL SAN FRANCISCO PATA SALADA. Sin necesidad de polémicas estériles, el sector gay de Puerto Vallarta siempre ha estado representado en el cabildo vallartense, casi sin proponérselo. A diferencia de la nueva ley electoral que obliga a la equidad de género postulando cantidad igual de hombres y mujeres en una planilla, la comunidad gay siempre ha contado por lo menos con uno de sus integrantes en el pleno del Ayuntamiento, aunque casi siempre se ha tratado de homosexuales y lesbianas no reconocidas. Los tiempos modernos han puesto en marcha una maquinaria mediática para establecer como normal las presencia de los gays en nuestra sociedad, con grandes logros como el derecho al matrimonio, la adopción y la reasignación de sexo. Como parte de esa estrategia mediática hoy en todas las series de televisión exitosas aparecen personajes abiertamente homosexuales, como lo acabamos de ver con la serie de Netflix La Casa de las Flores. Por desgracia algo que debiera ser aceptado como parte de la naturaleza humana hoy debe imponerse por la fuerza, en parte por la negativa de sectores tradicionales que rechazan a los gays y en parte por el excesivo orgullo gay que les hace creer a algunos homosexuales que están hechos a mano y que son lo mejor de la creación. Al paso que vamos no será extraño que muy pronto las leyes electorales establezcan la obligatoriedad de otorgar por lo menos un espacio en cada planilla a la comunidad gay, aunque por desgracia esa comunidad esté tan polarizada y tan enfrentada como lo está el resto de la sociedad vallartense.

.

POSDATA. De todos los nombres que se manejan como posibles integrantes del gabinete de Enrique Alfaro el único seguro es el de Juan Enrique Ibarra Pedroza como futuro secretario general de Gobierno, según lo señaló el propio Alfaro. Excelente futuro para un político que muchos dieron por muerto cuando decidió renunciar al PRI y que de la mano de Alfaro ha conseguido grandes logros, como la alcaldía interina de Guadalajara y muy pronto la posición número dos en el gobierno de Jalisco. No hay duda en cuanto a que Juan Enrique es el maestro y líder del grupo político encabezado por Alfaro.

.

VOX POPULI. La pregunta del millón: Arturo Dávalos ratificará a Roberto Palomera como director de Proyectos Estratégicos o ya considerará saldada la deuda con el ex priista que a cambio de ponerse la camiseta naranja lleva ya par de años en calidad de aviador en el Ayuntamiento vallartense.

.