El solitario de la Basílica

Por Luis Alberto Alcaraz

.

UN HOMBRE DE DIOS. “Mi madre me contó que nací con pocas posibilidades de vida pesando kilo y medio” –comenta el ex gobernador de Nayarit, Roberto Sandoval Castañeda, en su más reciente posteo en su muro de Facebook, donde esporádicamente comparte fotografías en las que aparece sólo o acompañado de sus mascotas. Siempre de camisa de manga larga y pantalón de vestir, pareciera que ya quedó muy atrás la época del sombrero que lo caracterizó durante toda su vida política. Hoy queda claro que, al igual que su sonrisa fotochopeada, su sombrero también fue parte de la utilería diseñada para conseguir el poder. Por desgracia en Roberto Sandoval se hace patente la maldición que establece que no se puede tener dinero y amigos al mismo tiempo, él prefirió ser millonario a costa de la soledad. Porque eso es lo que realmente transmite en sus lacónicos mensajes: la soledad que acompaña a quienes dejan el poder, su esperanza en que todo es una pesadilla de la que muy pronto despertará, su fuerza en Dios, su confianza en la virgencita de Guadalupe, su agradecimiento a la vida por permitirle salir adelante como hasta hoy, aunque no pueda cabalgar libremente por sus ranchos debido al aseguramiento de sus propiedades por parte de la Fiscalía de Nayarit y las presuntas amenazas de parte de grupos criminales que se vieron afectados durante su mandato.

.

LA CRUDA DEL RESTO DE TU VIDA. El caso de Roberto Sandoval por desgracia no es único en la política nacional, por el contrario, parece ser una constante. Según sus propias palabras, apenas en el año 2000 Sandoval se ganaba la vida barriendo calles en Estados Unidos en condición de ilegal, pero su suerte cambiaría cuando regresó a su natal Nayarit para iniciar una meteórica carrera política que lo llevaría de la regiduría a la diputación, luego a la alcaldía y de ahí a la gubernatura. Del suelo al cielo y del cielo al infierno en unos cuantos años. Triste final para un joven que parecía estar llamado a ser el político más carismático que había visto Nayarit, su forma de conectar con la gente será irrepetible. Su campaña fue histórica, la gente se le entregaba en todos los rincones del estado gracias a su imagen de gente del campo, humilde, sencilla, de bota y sombrero. Por desgracia todo era simulado, lo suyo siempre fue el pantalón de vestir y el zapato de marca, los vehículos de lujo, y la virgencita del Tepeyac que nunca le ha fallado. Qué terrible resulta para nuestra sociedad que personajes tan prometedores terminen siendo un fiasco, porque nos hacen creer que todos son iguales. La única diferencia entre Ney González y Roberto Sandoval es el origen, mientras uno sació en pañales de seda al otro lo cobijaron con manta, pero al final el destino de ambos fue el mismo, el rechazo popular, el ostracismo, el exilio obligado.

.

TANTO PARA NADA. Debiera haber una materia en la universidad donde se analice a fondo el caso de estos personajes, que explore a fondo su naturaleza humana con el rigor del bisturí para evitar que otros profesionistas incurran en sus errores. Porque no es justo que habiendo sido dotados de grandes talentos al final terminen tirándolo todo por la borda por culpa del dinero, porque parece claro que a este tipo de personas solamente los mueve el poder como la luz al final del túnel. Pequeños reyecitos en un estado que pese a sus carencias tiene dinero suficiente para generar nuevos millonarios cada tres y seis años. El problema es que la esperanza, contrario al dinero, no se regenera fácilmente, quienes creyeron en estos personajes hoy difícilmente volverán a creer en otros, porque ciertamente son la confirmación de que todos están cortados con la misma tijera. Por suerte para ellos el único castigo que reciben es el desprecio público, porque hasta el día de hoy pueden pasearse libremente con la frente en alto, por lo menos en el Facebook, porque difícilmente volverán a desayunar en un mercado por el riesgo que corren de que les escupan el caldo. Tal vez por eso mantienen una fe inquebrantable que les hace creer que el mundo está mal y que ellos son los buenos, los que se sacrificaron en beneficio de un pueblo que hoy les paga con insultos. “En 2015, recién operado entregué mi salud a nuestro estado”, presumió Roberto en su posteo del 2 de septiembre, en un alarde que confirma que los políticos viven convencidos de que le dieron hasta su salud a su pueblo de manera incondicional.

.

NUNCA MÁS. En contraste con los casos de Roberto Sandoval y Ney González tenemos los ejemplos de otros ex gobernadores que siguen formando parte de la vida pública de Nayarit sin que nadie les reclame algo. El caso de Celso Humberto Delgado es el más icónico porque pudo seguir con su vida política luego de la gubernatura, aunque su fracaso como candidato a diputado federal por Tepic fue un indicio claro de que el hecho de no ser odiado no necesariamente significa que eres amado. El caso del actual gobernador Antonio Echevarría García es muy interesante, de entrada porque solamente será un gobernador de cuatro años, de los cuales ya le quedan tres. Su condición de joven millonario lo aleja de las críticas de buscar el poder político paras conseguir el poder económico aunque no sea garantía de que la corrupción esté descartada, solo el tiempo lo dirá. Contrario al gobierno de su padre, el de Toño Echevarría se caracteriza por la falta de polémica, por la ausencia de escándalos, lo cual es un indicio de que lo está haciendo bien, porque está demostrado que en el gobierno jamás podremos aspirar a la excelencia, conque sean bueno o regulares nos conformamos. De cualquier forma Antonio Echevarría está a tiempo de ser el primer exgobernador en los tiempos modernos de seguir viviendo en Nayarit al término de su mandato sin  necesidad de andarse escondiendo.

.

POSDATA. Buen espectáculo nos están dando los personajes de la cuarta transformación, que por desgracia se siguen comportando como los políticos de antaño. La presidenta nacional de Morena acusa al gobernador electo de Morelos, Cuauhtémoc Blanco, de abrir la chequera para comprar diputados locales de Morena para afiliarlos al PES y formar una bancada en el Congreso local. Parece no estar enterada de la forma burda en la que Morena le compró al PV cinco diputados federales para conseguir la mayoría en el Congreso de la Unión.

.

VOX POPULI. La facilidad con la que una mujer es secuestrada a plena luz del día en las calles de Tepic es una demostración contundente de que seguimos la batalla contra los grupos criminales. La forma en que fue liberada tras quedar claro que su rapto se debió a una confusión nos hace albergar la esperanza de que los grupos criminales vuelvan a tener códigos de honor que ayuden a evitar las víctimas colaterales. Ante la incapacidad del gobierno para erradicar a la mafias criminales sólo nos queda implora por la profesionalización de los grupos delictivos, en donde se erradique la violencia innecesaria y ningún ciudadano inocente se vea involucrado.