Hablemos de cosas buenas y malas

La presencia del equipo de beisbol Charros de Jalisco será toda una experiencia en Puerto Vallarta.

.

Por Nacho Cadena

.

Parece ridículo lo que sucede en nuestra ciudad con el tema de los autos de transporte público llamado Uber. Aclaro, y soy enfático en esto, no trato de tomar partido ni a favor de Uber y, mucho menos, en contra del gremio de los taxistas de Puerto Vallarta, entre quienes tengo la dicha de tener muchos amigos.

Lo que sí me parece torpe son esas campañas eventuales por recoger los carros de la plataforma de Uber y después de unos cuántos, con el escándalo correspondiente y con la creación de dudas e incertidumbre, sin razón aparente se acaba la campaña y vuelven las cosas otra vez a la “normalidad”, repito, entre comillas. Yo creo que Puerto Vallarta está ávido de nuevos y mejores servicios para lograr la satisfacción total de todos esos visitantes, algunos de muchos años, otros relativamente nuevos y otros que ni siquiera han llegado a venir, pero que existe en ellos el deseo de hacerlo. Puerto Vallarta no es solamente una ciudad, no es solamente un municipio con cien años de edad, no es solamente un espacio privilegiado en nuestro territorio por su belleza, por su clima y por su gente; Puerto Vallarta, además de todo esto, es un destino turístico, es decir, es un producto que se pone al mercado para lograr la preferencia de los viajeros compitiendo con ciudades de todo el mundo, pero principalmente con Estados Unidos, Canadá, El Caribe, Sudamérica y, de manera muy importante, entre los propios mexicanos. Pero, además de todo esto, Puerto Vallarta es una comunidad de ciudadanos que merecen, que tienen derechos, que necesitan de servicios de alta calidad y a precios justos para satisfacer sus necesidades cotidianas.

.

LA OPORTUNIDAD

Lo sé de cierto que muchos taxistas de Puerto Vallarta, al verse afectados por la entrada de un servicio de transporte con mejores recursos, estaban dispuestos a tomar el toro por los cuernos y hacer de su gremio uno de gran calidad, tanto o mejor que los nuevos que estaban llegando a nuestra ciudad; de hecho, iniciaron reformas importantes, principalmente en el cambio de inventario vehicular, adquiriendo unidades nuevas, más cómodas, más seguras, con aire acondicionado e, inclusive, con muy bonita presentación exterior, además, muy identificada a la identidad del Puerto.

También, estoy cierto, que existía el deseo de recibir ayuda técnica para estructurar sus servicios con tecnología de punta y así trabajar en condiciones de igualdad con sus nuevos competidores.

Parece, se siente, se percibe, que esta iniciativa de un gremio tan importante, como son los taxistas tradicionales, perdieron ese entusiasmo, en virtud de que sus líderes seguramente no pudieron contar con la comprensión y después, con la ayuda técnica de quienes manejan la movilidad en el gobierno, estos últimos se han concretado solamente a seguir peleando con el gremio que pudo ser el factor de innovación ante todo el servicio de transporte en automóviles.

Sigo pensando que la oportunidad existe y que si simultáneamente los dos sectores hacen su mejor esfuerzo, será una acción de “ganar-ganar”; ganan los consumidores de servicio, ganan los prestadores del servicio y ganan también, aunque no lo entiendan, los que gobiernan esta actividad, fundamental en la vida turística y en la vida comunitaria y ciudadana de Puerto Vallarta.

Los tiempos han cambiado, hoy, producto que no mejora es producto que retrocede y, producto que retrocede está destinado a desaparecer.

.

CAMBIO DE TEMA

Estamos felices quienes nos gusta el beisbol como deporte preferido, obviamente, no voy a argumentar las mil y una razones por lo cual es el más bonito, pero no más popular, un deporte que se juega con la cabeza, que otro que se juega con los pies. No hay duda, el futbol es el deporte más visto y más practicado en el mundo, yo también aprendí con el tiempo a disfrutarlo, principalmente en aquellos juegos o torneos donde se aprecia la gran calidad de los jugadores.

Pero los que conocimos el beisbol desde chiquillos encontramos en él un deporte limpio, estimulante, estratégico que, por muchas cosas, se le dio en llamar, hasta la fecha “el rey de los deportes”; pero lo realmente importante, es que el equipo de Jalisco, el de Guadalajara en la Liga Mexicana del Pacífico, donde juegan Mazatlán, Culiacán, Los Mochis, Navojoa, Ciudad Obregón, Hermosillo y Mexicali, sin duda, la liga más fuerte de México, pues esos Charros de Jalisco, estarán visitándonos en Puerto Vallarta los días 3, 4, 5 y 6 de octubre, haciendo juegos de pretemporada contra el equipo de Navojoa y también contra la gran selección de beisbol de las fuerzas armadas de México. Es una oportunidad para la gente de nuestra ciudad que, por cierto, siempre fue una población beisbolera, ya que tuvo un equipo que jugaba en la Liga del Noroeste: “Los Delfines de Puerto Vallarta”, que, a la sazón, yo conocía muy bien lo que era el equipo sucursal de los grandes Naranjeros de Hermosillo, donde un grupo de jóvenes sonorenses formábamos la directiva del equipo más ganador de la Liga Mexicana del Pacífico, vamos pues todos al beisbol en el estadio Agustín Flores y disfrutemos beisbol de calidad junto con una “chela” muy fría y los infaltables cacahuates con cáscara que coloquialmente se expenden en las tribunas con el grito de “¡Ruido! ¡Ruido! ¡Ruido!”.

Por hoy fue todo, muchas gracias. Hasta el próximo viernes.