Corrige el rumbo la UTBB

La UTBB no solo provee de trabajadores, sino forma emprendedores, dijo su rector.

.

  •  El nuevo rector Miguel Ignacio Navarro le devuelve su vocación inicial y dejará de ser el trampolín político como fue en el pasado.

.

Por Eugenio Ortiz Carreño
Riviera Nayarit

.

La Universidad Tecnológica de Bahía de Banderas fue usada por los ex gobernadores Ney González y Roberto Sandoval, como trampolín político desde el cual proyectaron a sus “favoritos” como candidatos del partido oficial a la presidencia municipal. Eso ya quedó en el pasado.

Lo anterior se desprende de la entrevista que concedió el rector Miguel Ignacio Navarro, quien recordó que la esencia de la UTBB es “la vinculación con el sector empresarial”, ya que la institución fue creada para dar servicio al entorno económico que la rodea.

Miguel Ignacio Navarro
Entrevistado en su oficina de reducidas dimensiones en un edificio de salones, que se usa para fines administrativos por falta de una mayor infraestructura, el rector hace una breve lista de las necesidades que enfrenta la Universidad, y entre ellas destaca la construcción de al menos cuatro o cinco edificios más.

.

Aumentó la matrícula

Advierte que actualmente tuvo un ingreso de aproximadamente 500 alumnos, pero si se incrementa a los 600 ya no tendría donde. Incluso en estos momentos salones de los edificios I y II, se usan para fines administrativos pero se requieren para los maestros. Faltan también espacios para laboratorios.

Por eso admite más adelante: “estaba un poco preocupado por recibir alumnos de más, porque si recibimos mil 600 alumnos, eso significa que tenemos que ver donde vamos a dar clases si en la biblioteca o debajo de los árboles o en cafetería, no hay salones suficientes y estamos al límite, por eso mismo estamos solicitando a la federación el edificio de Docencia III”.

En cuanto a maestros, agrega, “también estamos a tope, aunque no ha terminado de cerrar la matrícula todavía, estamos viendo cuáles son las horas de cubrir, se decidirá si se contrata nuevo personal, pero con lo que hay es suficiente para cubrir lo que está llegando”.

El rector añadió que los empresarios están mostrando mucho interés y en las reuniones de Consejo, asisten los titulares no mandan representantes; además, el Consejo de la Junta de Gobierno acaba de autorizar la integración del Patronato y los empresarios invitados respondieron con entusiasmo.

“Estamos haciendo un Patronato amplio, la junta de gobierno también tiene una amplia presencia de empresarios, y además vamos a conformar para el siguiente cuatrimestre, el Consejo de Pertinencia, que son los que van a evaluar cuáles son las carreras que deben darse o qué actualizaciones deben tener las carreras que están vigentes”.

En resumen, dijo, “vamos bien” y la muestra es que este cuatrimestre hay muchos empresarios que se han acercado con la intención de dar clases, por lo que se va a arrancar un programa de conferencias y cursos para ir viendo esa posibilidad.

“Vamos a arrancar con laboratorios asesorados por empresarios este cuatrimestre y para dar clases como tal les vamos a explicar qué se requiere, porque no se trata de dar la clase, sino prepararla, dar la asesoría por fuera, y entonces, primero es necesario cumplir con un programa de cursos y conferencias… no es tan fácil ser maestro y además un empresario tiene otras obligaciones…”

Sin embargo el simple hecho de que se acerquen y que muestren ese interés, indica el cambio que perciben en la Universidad y donde además se está retomando su carácter de ente evaluador, capacitador y certificador, en coordinación con Conocer. La idea es que la UTBB funcione como un centro de educación continua para que las personas que quieran venir y capacitarse en alguna habilidad laboral lo puedan solicitar y hacer.

.

Más proyectos

Entre otros proyectos que se han emprendido en cuanto a la educación continua relató que se busca enfocar la carrera de gastronomía a las especialidades gastronómicas; también se quieren aprovechar los sábados para cursos de presurizados.

Añadió que el acercamiento con los empresarios está cambiando todo y además la vinculación de la UT con los empresarios es fundamental y por eso en toda la parte de los cursos y conferencias “nos vamos a apoyar con ellos”.

Destacó que el programa educativo que ofrece la UT es muy atractivo para los alumnos, aquí se ha tenido la buena acción de difundir los proyectos finales que presentan los muchachos y eso es muy atractivo para otros muchachos, porque son trabajos prácticos, y muy llamativos.

Agrega, que “no nada más es el programa académico, sino está todo lo que hay alrededor de la Universidad, la incubadora de negocios por ejemplo, que anteriormente dejó de funcionar mucho tiempo, y ahora la estamos reactivando como una incubadora de alto impacto, estamos manejando dos o tres macroproyectos, que no los vamos a hacer, los vamos a apoyar, porque todo macroproyecto necesita otros proyectos que lo respalden, ese tipo de proyectos  tienen que cumplir con ciertas especificaciones, entonces nuestra incubadora está empezando y bienvenidos los proyectos que quieran entrarle”.

Esto indica que la UT no solo provee de trabajadores a las empresas, sino también es formadora de empresarios, de emprendedores. “Con la incubadora lo estamos haciendo”, insiste y todo se fortalecerá con la puesta en marcha del proyecto hotel escuela, que durante décadas fue abandonado y que será retomado en los próximos meses.

En resumen, concluyó el rector Miguel Ignacio Navarro, la Universidad Tecnológica de Bahía de Banderas “arranca renovada” y con el objetivo bien claro de servir al entorno económico que la rodea que es la industria turística conformada por grandes hoteles y restaurantes de gran calidad.