Gente PVJuventud en nuestra comunidad

Patriotismo

Me gustaría que los mexicanos nos sintamos mexicanos todo el año, que seamos ejemplos de lo que representa ser quienes somos.

.

Por Néstor Cabral Biurcos

.

México lindo y querido…
– Jorge Negrete

.

El día de mañana, sábado quince de septiembre, se llevará a cabo el famoso “grito” de Independencia en el zócalo de la Ciudad de México, así como en todos los municipios de la República. Este evento se realiza todos los años con la intención de rendir tributo a los héroes que nos dieron patria, que nos hicieron una nación independiente y por la razón que hoy podemos llamarnos Mexicanos.

Toda la semana pasada, me tomé el tiempo de preguntar personalmente a niñas y niños de todas las edades en mi colegio para preguntarles ¿Qué es el dieciséis de septiembre para ti? ¿Cómo lo celebras? Tristemente las respuestas eran algunas que ya me anticipaba. La mayoría de mis compañeros de escuela desde séptimo grado hasta último semestre de prepa, contestaron que el dieciséis, no era más que un simple puente para faltar a clases, y que la celebración de Independencia como tal no significaba mucho para ellos.

Argumentaban que sinceramente no hay mucho que celebrar, por supuesto que sentían cierto orgullo por la fecha más importante que celebramos como mexicanos, pero que no la sentían como algo propio o como algo que en serio deberíamos de festejar. Y es que es cierto, siento que a México se le ha olvidado qué es lo que en realidad celebramos, y qué motivos reales existen para estar orgullosos de tener un año más de Independencia.

Somos una sociedad, la cual se ofende a la hora que turistas, extranjeros, artistas y personas ajenas al país, hacen mal uso de nuestros símbolos patrios como son la bandera, el escudo nacional y nuestro himno. Nos indignamos a la hora de que un presidente vecino nos llama ladrones, violadores y salvajes, cuando nosotros como mexicanos somos los primeros en tratar de evadir impuestos, tirar basura en la calle y dañar las ciudades a las que vamos a vacacionar todos los años. Nos sentimos atacados por estereotipos y que una persona generalice las actitudes de un mexicano a tal nivel que nos hacemos de una mala fama.

¿Patriótico o Nacionalista es ofendernos cuando alguien fuera de nuestras fronteras nos discrimina por ser mexicanos? Hipócrita e ignorante en mi opinión. Le exigimos más respeto a extranjeros que a las mismas personas que lideran el país y toman las decisiones, las cuales usan los símbolos patrios y a las personas como objeto de burla día con día. Liderando mal, robando, actuando a propia conveniencia o de unos pocos. Por qué no mejor exigir el respeto que, como mexicanos, nos merecemos, a los propios mexicanos que no lo dan y que nos afectan directamente. Me pregunto si en serio es tan baja nuestra autoestima nacional que nos ofende más cuando artistas americanos usan nuestra bandera en sus conciertos, cuando hacen ese “mal uso de nuestros símbolos”, que el hecho de estar siendo ofendidos por los mexicanos que dejan sin agua, electricidad y alimento a millones en el país.

Una persona que siente amor por nuestra patria es aquella que en vez de indignarse por cómo nos llaman o conocen fuera de México, simplemente actúa de la manera que debemos para probar mal a esos.

Me gustaría que los mexicanos nos sintamos mexicanos todo el año, que seamos ejemplos de lo que representa ser quienes somos. El cambio verdaderamente empieza en uno mismo, cumpliendo las leyes, siendo limpios en la calle, exigiendo a los primeros mandatarios que están ahí para ser mandados, no para que nos manden.

Fue decepcionante encontrarme con que mis compañeros se sintieran indiferentes a la fiesta patria más grande de nuestro país, sin embargo, es válido el sentimiento que sienten, ya que a pesar de todo lo maravilloso que hay en México, como su comida, paisajes, sonidos, olores, cultura y patrimonio, es claro que estos aspectos han sido opacados por la inseguridad, la falta de oportunidades, pobreza y corrupción, lo cual nos ha quitado la energía de querer celebrar algo o siquiera pensar en hacerlo. Los invito a que sean el ejemplo de persona que le queremos dar al mundo, para que en poco o mucho tiempo, volvamos a estar orgullosos de nuestra patria. Gracias por leer y que ¡viva México!