Cuatro años más por Vallarta

  • Arturo Dávalos.
  • Laurel Carrillo.

Por Humberto Aguilar

.

A partir del próximo mes de octubre regresa Arturo Dávalos como presidente en funciones para los próximos cuatro años. Es la primera reelección, ganó en las pasadas elecciones del primero de julio a 11 contendientes, entre estos a Laurel Carrillo, que compitió con la bandera de Morena, con el total apoyo de Andrés Manuel López Obrador.

El triunfo de Arturo Dávalos fue inobjetable. Hizo un buen trabajo como alcalde, a la vez que manejó muy bien los intereses que le daban el ser administrador de los dineros del pueblo. Repartió cemento y ladrillo en los sitios claves que le dieron los votos que lo hicieron ganar.

.

POR VALLARTA

No debemos tener duda de que Arturo Dávalos es un buen administrador, sorteó los problemas de la delincuencia en tiempos en donde incluso integrantes de seguridad participaron en contra de su gobierno. Creció el número de patrullas. Resolvió problemas de comunicación con calles en concreto hidráulico, mejoró las vialidades en la ciudad, además de entregar techo y ladrillos para mejorar las casas en las colonias pobres. Lo que en Laurel Carrillo fueron promesas de tiempos mejores, Arturo Dávalos los convirtió en realidad.

Hay muchas cosas por hacer, mejores calles en zonas donde el empedrado en cemento se ha convertido en problema, baches y calles intransitables en Puerto Vallarta, así como en las cuatro delegaciones.

Muy importante encontrar la comunicación con Bahía de Banderas, los dos puentes actuales son insuficientes, el puente prometido por la SCT es de cuatro carriles.

La carretera corta Guadalajara-Puerto Vallarta tiene que ser por el rumbo de Mascota, el problema son los deslaves de los cerros, pero no es imposible.

Un sueño imposible es pensar en la supercarretera por el lado de Bahía de Banderas, los problemas son las montañas, la supercarretera no va crecer más allá del tramo que ya está hecho de Jala a Compostela, van a pasar más de 20 años para que se haga realidad de Las Varas a Puerto Vallarta a su paso por Lo de Marcos, San Pancho y el resto de los pueblos costeros de Bahía de Banderas.

La tarea para Arturo Dávalos no parece significar mucho problema. Debe hacer un buen gobierno con lo que tiene y con lo que va recibir del presupuesto federal y del presupuesto del próximo gobierno de Jalisco, así deberán ser cuatro años más por Puerto Vallarta.