Impulsa ANFECA el empoderamiento económico de la mujer a través del emprendimiento

En sociedades destrozadas por la guerra, frecuentemente son las mujeres las que mantienen a la sociedad en marcha… usualmente son las principales defensoras de la paz.
  – Kofi Annan.

.

Por Mtro. Luís Ignacio Zúñiga Bobadilla (*)
luis.zuniga@univa.mx

.

Mediante la firma  del Acuerdo Nacional del Empoderamiento Económico de la Mujer a través del Emprendimiento, celebrado el pasado 19 de septiembre en el auditorio Carlos Pérez del Toro de la Facultad de Contaduría y Administración (FCA), de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM); las instituciones afiliadas a la Asociación Nacional de Facultades de Contaduría y Administración (ANFECA), se comprometieron a impulsar acciones encaminadas a fortalecer la participación de la mujer en actividades que favorezcan mejores condiciones de equidad de género y posicionar el rol de la mujer en el lugar que le corresponde en la sociedad.

Encabezó ceremonia el  Maestro Tomás Humberto Rubio Pérez, presidente de ANFECA y director de la FCA-UNAM, acompañado de la Dra. Sylvia Meljem Enríquez de Rivera, vicepresidenta de ANFECA; además de representantes de cada una de las siete zonas en las que se encuentra organizada la ANFECA a nivel nacional: la Dra. Nadia Aileen Valdez Acosta, representante de la Zona 1 de ANFECA; Dra. Roxana Saldívar del Ángel, representante de la Zona 2; Mtra. Virginia Guzmán Díaz de León, representante de la Zona 3; Mtra. María Elena Monroy, representante de la Zona 4; Mtra. Citlalli Arroyo Rosas, representante de la Zona 5; Mtra. Liliana Ivonne Betancourt Trevedhan, representante de la Zona 6; Mtra. Fabiola Iturbide Ruiz, representante de la Zona 7, así también conformó el presídium el maestro emérito José Lino Rodríguez Sánchez, secretario General de la ANFECA y como testigo de honor el  Dr. Eduardo Ávalos Lira, presidente del Consejo de Acreditación en Ciencias Administrativas, Contables y Afines (Caceca).

El evento destacó la presencia del Dr. Juan Alberto Adam Siade, integrante de la H. Junta de Gobierno de la UNAM y exdirector de la FCA, como invitado especial, así como la presencia de directores y representantes de las instituciones afiliadas a la ANFECA, alumnos, profesores y funcionarios de la FCA-UNAM y de invitados especiales.

En su intervención el Mtro. Tomás Humberto Rubio destacó que el empoderamiento de la mujer se encuentra alineado a uno de los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS) impulsados en el Programa de las Naciones Unidas (ONU), el de la igualdad entre los géneros, que no solo es un derecho humano fundamental, sino la base necesaria para conseguir un mundo pacífico, próspero y sostenible, el cual propone, además, la necesidad de lograr un mundo incluyente y que preste atención especial a las mujeres y a las niñas que sufran diferentes formas de discriminación.

El objetivo 5 del programa antes referido, señala que en la actualidad, 1 de cada 5 mujeres y niñas entre 15 y 49 años de edad afirmaron haber experimentado violencia física o sexual, o ambas, en manos de su pareja, además, 49 países no tienen leyes que protejan a las mujeres de la violencia doméstica, entre otras prácticas que a pesar de que se han logrado avances, aún ha sido insuficiente.

Entre otras premisas señala el ODS denominado Igualdad de Género que, “si se facilita la igualdad a las mujeres y niñas en el acceso a la educación, a la atención médica, a un trabajo decente, y una representación en los procesos de adopción de decisiones políticas y económicas, se estarán impulsando las economías sostenibles y las sociedades y la humanidad en su conjunto se beneficiarán al mismo tiempo”, y que nuevos marcos legales sobre la igualdad de las mujeres en el lugar de trabajo y la erradicación de las prácticas nocivas sobre las mujeres es crucial para acabar con la discriminación basada en el género que prevalece en muchos países del mundo.

Continuando con su intervención el maestro Rubio Pérez señalo que en México, de acuerdo con el Instituto Nacional de las Mujeres, el 47% de la población femenina en edad de trabajar realiza alguna actividad remunerada, cifra  muy por debajo de la registrada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que ofrece cifras de 67% en estudios de políticas de género; estos documentos también reconocen que las mujeres mexicanas tienen un vínculo directo no sólo con la competitividad, sino también con la productividad incluyente del país.

Destacó que será fundamental el trabajo de las instituciones afiliadas a la ANFECA que suscribieron el acuerdo, para generar investigaciones y trabajo colaborativo que permitan mejorar las condiciones de las mujeres y de las niñas del país y que el acuerdo forma parte del Plan de Trabajo que presentó a la H. Junta de Gobierno de la UNAM para dirigir a la FCA.

En su intervención la vicepresidenta de la ANFECA la doctora Sylvia Meljem, aportó cifras relevantes que destacan que a partir del año 2000 las mujeres alcanzaron a ser la mitad de la población universitaria, hecho que no sólo se ha mantenido, sino que incluso, en algunas carreras el número de mujeres rebasa el 50%; también destacó que el 40% de la fuerza laboral en el mundo lo representan las mujeres, dato significativo, ya que se trata de una fuerza laboral que puede reactivar la economía de países en desarrollo y del mundo.  Agregó que los países que generan mejores oportunidades y condiciones para las mujeres y niñas han demostrado que pueden incrementar su productividad, pero que para lograr un auténtico impulso de la mujer en el mundo laboral se tienen que abarcar distintos ámbitos, que pueden empezar por la cultura propia de las empresas.

La participación de la mujer en la sociedad es de gran incidencia para el desarrollo social y económico, su rol como madre de familia es fundamental en la formación de sus hijos y mantener la unidad, trabajo que en muchos ha tenido que enfrentar sola ante escenarios de migración de los padres para buscar el sustento económico.

Por otra parte en otro de sus roles que ha asumido en el sector productivo, le ha permitido un desarrollo personal, profesional y laboral, que ha contribuido a impulsar la economía, lo que le merece el respeto y reconocimiento en igualdad de circunstancias que el género masculino.

El camino de la educación es clave para incidir culturalmente para abatir las diversas inequidades entre hombres y mujeres y que en un marco de legalidad se reconozcan los derechos fundamentales de todo ser humano y que se potencie la visión, habilidad, creatividad y capacidad que tienen las mujeres de esta forma impulsa ANFECA el empoderamiento económico de la mujer a través del emprendimiento.

(*) Director de la Univa-PV.