Solamente mentiras

Por J. Mario R. Fuentes (*)
jomarefu@hotmail.com

.

La «opinión verdadera» llamada así por el enorme filosofo Platón es en quehacer de la humanidad, una realidad obligada basada en las mentiras. El Siglo XX lo demostró, hoy es el camino de generaciones de hipócritas simuladores a ultranza.

La expresión platónica es, en esencia: un supuesto o hipótesis la cual no exige demostración obligatoria. La sociedad mundial y la mexicana en particular han experimentado episodios diversos. Se distingue en la familia, la educación, la información masiva, la ciencia y cultura no escapan, se podría afirmar: es la cotidianidad envolvente.

Está en la política, todo se finca en mentiras para ejercer su poder y justificar “la democracia”; en otras palabras: manipular situaciones reales, esconderlas para después justificar sus acciones no realizadas con cifras maquilladas. Uno de los ejemplos más cercanos es el fallido combate a la pobreza y la educación de excelencia, con infraestructura insuficiente para tales fines. No se diga la seguridad pública y aplicación de justicia.

La generación actual de estudiantes recordará con tristeza las mentiras de las últimas cinco décadas. Sistema Político Mexicano se desquebraja no hay duda y eso es a consecuencia de las mentiras que pasan por encima de una realidad deprimente. Esto no es privativo de México, este fantasma recorre las propuestas de diversos gobiernos del planeta. Se agudiza su presencia, como ejemplo cercano están las decisiones enfermizas del inquilino de la Casa Blanca.

Los aumentos incesantes a los aranceles para China aumentan la incertidumbre de los inversionistas, comerciantes y consumidores del mundo; por ejemplo la distribuidora minorista más importante del mundo Wal-Mart levantó su mano para advertir de los efectos adversos para los consumidores quienes tendrán que pagar más por lo que adquieran en esa importante red mundial de tiendas departamentales. El Fondo Monetario Internacional (FMI) advierte de este conflicto comercial; baste recordar las exportaciones de nuestro vecino del norte en 2017 las cuales fueron del orden de los 130 mil millones de dólares, por su parte el gigante asiático mandó al mercado de los EU 506 mil millones de dólares.

El mandatario norteamericano adelanta “supuestas” acciones políticas para influir en la política de su país, lo hizo con Rusia y otras naciones, culpa a todos de su incapacidad para gobernar su capacidad empresarial no es compatible con las acciones de liderazgo político; solo mentiras, unas sobre otras, difíciles de comprender.

Por el contrario, la reflexión crítica e inteligente suele incomodar a los seres triviales, para el establecimiento de la razón se requiere un puente trazado entre ellos y la verdad con suficiente perspectiva de pensamiento, es difícil sin duda. Se demanda, para contrarrestarlos de originalidad incisiva. Cuidar los contenidos del mensaje por encima de las formas puede ayudar.

Recordaremos el escándalo generado por la derrota de los partidos grandes ante una organización con menos de cinco años de existir; hoy son “la chiquillada política” con peligro de perder hasta su registro. Los datos de esa contienda electoral del primero de julio de 2018 se llevaron las ilusiones de “los poderosos”, todo quedó hecho polvo para ellos, sus mentiras los sepultaron.

No se tiene la menor duda, las mentiras bañan todos los espacios humanos, reparten enajenación por doquier, no se produce sentido social, educativo o cultural, menos político, solamente mienten para ganar terreno en la lucha por el poder y la opulencia. La obstinación de los farsantes no conoce límites.

La tecnología convertida en tecnocracia de la mal llamada  comunicación, demuestra su petulancia y selectividad, eso son las redes sociales, fuera de la sensatez transcurren por un mundo abandonado de la mano de la inteligencia y sin capacidad crítica. La amistad, familiaridad y entregas emocionales saltan hechas añicos si en algún momento tus ideas en este feroz intercambio de mensajes en las redes no comparten mis ideas.

Recibir el mayor número de Likes, para demostrarles a todos mi capacidad inteligente en la observación de la realidad, fuera de la conciencia de que son mentiras; mientras el mundo se debate en la violencia, la contaminación, las drogas y violación de los derechos humanos, se sigue mintiendo.

.

(*) Egresado de la UNAM, maestro universitario desde 1979, fue investigador del ICS, conferencista, articulista, inició su trabajo periodístico en la Revista Proceso, jefe de corrección primera plana de diario El Nacional, reportero y columnista; galardonado en varias universidades del país,  21 años trabajó en el sector público y conformó el SNIM en la Coordinación de Productos Básicos de la Presidencia de la República, catedrático de la Universidad de la Vera-Cruz.