De la Madrid vs Torruco en el turismo

  • Luis Michel.
  • Cecilio López.
  • Carmina Palacios.
  • Laurel Carrillo.
  • Arturo Dávalos.
  • Miguel Torruco.
  • Enrique de la Madrid.

José Reyes Burgos

.

Gran incertidumbre y convulsión hay en la industria turística, aunque no lo parezca, ante el inminente cambio de gobierno federal que se viene el próximo primero de diciembre; y es que, el designado por el presidente electo Andrés Manuel López Obrador para ejercer el cargo de secretario federal del turismo, Miguel Torruco, ha cuestionado fuertemente las políticas en la materia utilizadas por la actual administración.

Para muestra un botón, y es que Torruco en meses pasados tuiteó una serie de críticas a la actual gestión de este ramo por parte del gobierno de Enrique Peña Nieto, y entre estos cuestionamientos estaba el de la política de los “Pueblos Mágicos”, uno de los programas que sin duda más impacto ha tenido en el país.

Torruco afirmaba que no deberían existir demasiados pueblos mágicos e incluso dio a entender que durante su administración probablemente ya no se crearían nuevos, también por la cuestión del presupuesto. Pero los pueblos mágicos, ciertamente, han traído una gran derrama económica para aquellas localidades que ostentan estos títulos y se han vuelto un modelo admirado y exitoso.

Tan solo en días pasados, el embajador de Ecuador, Leonardo Arizaga, dijo durante un acto Público aquí en Puerto Vallarta que es era un modelo que su país admiraba de México e incluso trataría de implementarlo en su territorio. ¿A qué vamos con todo este embrollo? Que no es el punto sobre la i la discusión de este programa en específico; sino las diferencias en las políticas para este ramo entre gobierno entrante y saliente.

Enrique de la Madrid, secretario del Turismo de Peña Nieto, casi le rogó a López Obrador ayer que deje presentar una última lista de pueblos mágicos antes de que concluya el sexenio, que tendrían que acceder al presupuesto en poder del nuevo gobierno. La respuesta, la está esperando.

Por otra parte, anteriormente había ‘amenazado’ al gobierno entrante con que, si no se concretaba la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), para nada habría Tren Maya, por la incertidumbre que generaría a la iniciativa privada la cancelación de proyectos del gobierno intersexenales.

Bien pues, hay una clara diatriba entre los promotores turísticos que sostienen al actual régimen y las pretensiones del entrante; AMLO ha realizado un gran énfasis en la consolidación del Sureste mexicano, y por eso el Tren Maya representaría su mayor proyecto de infraestructura, para unir toda la costa peninsular de la muy visitada Riviera Maya y consolidarla.

Y a todo esto, ¿Qué será del turismo en la Riviera Nayarit y la costa de Jalisco, con sede en Puerto Vallarta? Es un misterio: porque AMLO anunció más de 600 millones de pesos para esta región, sin embargo, los contextualizó en apoyar a las colonias marginadas y a la propia ciudad y sus habitantes.

Pero de la conclusión de la Via Corta Guadalajara – Puerto Vallarta; el puente Federación; el libramiento hacia Tomatlán y Chalacatepec; entre otros mega proyectos inconclusos, nada sabemos. Estos citados son cruciales para que se consolide la industria turística, pero no hay nada concretado hasta el momento. T

Personajes que podrán abogar por esta región en la materia

Arturo Dávalos Peña, quien ya anunció una inminente reunión con Miguel Torruco en la Ciudad de México para el 4 de octubre, dijo que tratará el tema precisamente de esos recursos, los 600 y tanto millones anunciados, para que también ayuden a consolidar muchos proyectos estratégicos como los ya citados.

Deberá moverse hábilmente, porque es un alcalde de otro partido diferente al presidencial, hizo campaña con los colores que también abanderó el rival de López Obrador, Ricardo Anaya, y además en su administración habrá 4 regidores pertenecientes a la coalición del presidente de la República.

Laurel Carrillo Ventura, desde este domingo la regidora coordinadora de su fracción edilicia compuesta de otros dos regidores de su partido (Morena) y uno más del Partido del Trabajo, quienes podrían canalizar, a través de sus relaciones con distintos diputados federales y agentes en la Ciudad de México, inversiones y gestiones para beneficiar a Puerto Vallarta.

Lorena Jiménez, es diputada federal por el Quinto Distrito en Puerto Vallarta, y podría llevar al pleno del Congreso iniciativas de ley referentes al turismo, así como ser una voz de esta región entre los legisladores. Bruno López, diputado local electo por esta misma región, es uno de los enlaces de la fracción edilicia con el próximo congreso de Jalisco, puede asomar temas al pleno en materia de competencia estatal, en favor de esta región.

Carlos Lomelí Bolaños, próximo delegado del gobierno federal en Jalisco, quien tendrá (al parecer) la facultad de ejecutar presupuestos de las dependencias nacionales, incluido el ramo turístico y obra pública, por lo que deberá plantear que proyectos trascienden en favor de esta región.

Enrique Alfaro, gobernador electo de Jalisco, tiene en sus manos el rumbo de toda política para la entidad de competencia estatal, y tendrá a su cargo la Secretaría de Turismo estatal, así como todas las demás dependencias; si quiere, podrían terminarse varios proyectos, pero el principal a corto plazo y que podría sumarle puntos, es la vía corta, sin duda.

Toma protesta nuevo Ayuntamiento: política en función, a partir de hoy

Este domingo comienza la gestión del Ayuntamiento 2018 – 2021 para Puerto Vallarta. Arturo Dávalos se ha reelegido y continuará otros 3 años gobernando el enclave turístico más importante del Occidente mexicano. En medio de polémica por la evidente explosión inmobiliaria del municipio y tras confrontarse con los vecinos de la Marina, la gestión deberá dar continuidad a sus políticas exitosas y tendrá la oportunidad de corregir errores.

Pero más allá de eso, vale la pena mencionar que, más que histórico por la primera reelección del primer edil, este cabildo lo es debido a que posee una bancada de izquierda como segunda fuerza y que desplazó prácticamente hacia la marginación a los dos partidos hegemónicos del pasado.

Se trata de la fracción edilicia de Morena, dirigida por Laurel Carrillo Ventura y compuesta además por sus compañeros Cecilio López y Luis Michel, sumándose a ellos la regidora del Partido del Trabajo, Carmina Palacios. Ellos podrían construir una oposición unida y totalmente vigilante de la administración de Arturo Dávalos.

A reserva de esperar a ver que línea discursiva y de trabajo tomarán los regidores del PAN Saúl López Orozco y del PRI Roberto Gonzales, podemos afirmar que para este trienio se vaticinan acalorados debates en el pleno del Ayuntamiento, pues aunque el alcalde pertenece al partido del gobernador electo de Jalisco, Enrique Alfaro; más peso aún tiene estar alineados con el próximo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Lo mejor, es que todos se pongan de acuerdo y gestionen proyectos en favor del turismo tanto como de los habitantes locales; eso, desde luego, es un reto ante las diferencias que puedan presentarse por intereses políticos y particulares. Todo indica a que los 4 regidores de izquierda no estarían ‘a la venta’ para el alcalde, como mucho ha ocurrido en el pasado, cuando poca oposición representan al primer edil.

Y es que Carlos Lomelí Bolaños también vigilará que en cada Ayuntamiento, los morenistas vayan construyendo los triunfos que buscan alcanzar en el 2021, y desde luego, preparen el terreno para llevárselo todo en la grande del 2024. Pero para todo eso falta mucho; por el momento, mañana lunes se ejecutará la primera sesión de cabildo y podrán empezar a ‘medirse el agua de los camotes’ unos a otros. Que comience la política en función, porque la época postelectoral hoy muere definitivamente.