Pumas se duerme y Puebla le empata 2-2 en Olímpico

Puebla empató a los Pumas.

.

  • Los universitarios llegan a 19 unidades todavía en zona de liguilla y Puebla sumó 14 puntos.

.

Notimex
México

.

Una vez más en el semestre, Pumas de la UNAM se durmió con un 2-0 favorable y Puebla le arrebató la victoria con entretenido empate 2-2 en la cancha del estadio Olímpico Universitario.

Los felinos desperdiciaron la ventaja tempranera con los goles de Alan Mendoza, al minuto seis, y del chileno Felipe Mora, al 14. “La Franja” rescató la igualada con el descuento del canadiense Lucas Cavallini (58) y el autogol de Alan Mendoza (80).

Con esta paridad en la undécima jornada del Torneo Apertura 2018 de la Liga MX, Pumas llegó a 19 unidades todavía en zona de liguilla y Puebla sumó 14 puntos.

Pumas y Puebla no suelen empatar cada vez que se enfrentan, pero los de casa no “mataron” y la visita arrebató el triunfo auriazul sin importar que en menos de un cuarto de hora ya tenía una loza encima de 2-0.

Si bien Pumas se adueñó de la pelota, tuvo que ser en dos jugadas a balón parado la vía para tomar ventaja. Víctor Malcorra cobró falta para la cabeza de Alan Mendoza, quien hizo el 1-0 para la algarabía universitaria y sus familiares sentados en la tribuna abajo del pebetero.

Después en un tiro de esquina el canadiense Lucas Cavallini careció de cualidades; en su afán de despejar la pelota le pegó a Luis Quintana en un penal sin dudas para los de casa. El castigo lo falló Mora con buena atajada del uruguayo Nicolás Vikonis, pero el balón pegó en el poste y con fortuna le regresó al andino, quien nada más guardó el esférico para el 2-0.

Acciones más tarde, Tabó llegó a línea de fondo por izquierda, buscó rematador, peleó, los rebotes le ayudaron, el auriazul Kevin Escamilla punteó mal y Cavallini de media vuelta perforó la meta de Pumas para recortar distancia 2-1.

.

EL EMPATE

Todo estaba abierto y “La Franja” aprovechó para conseguir el 2-2 tras una buena jugada individual de Acuña por izquierda, con pared incluida, centró raso y se cruzó de mala manera Alan Mendoza para un autogol que cambió los papeles. La visita recuperó la confianza y Pumas se despidió entre abucheos.