A preparar la temporada

  • Luis Hernández, gerente de calidad de alimentos y bebidas.
  • Julio Hernández, jefe de seguridad.
  • Christian Tornez, jefe de bares.
Luis Hernández, gerente de calidad de alimentos y bebidas.

.

Por Humberto Aguilar

.

Se acabó la última semana de septiembre, tiempo que presagia lo que viene, contar con una ocupación de 92% en esta última semana es presagio de abundancia.

En el hotel Las Palmas ya todo está listo para la temporada de invierno, el equipo de colaboradores trabaja con puntualidad. Atención, calidad, experiencia integran ese buen futuro que se prevé en el hotel que comanda Gabriel Igartúa Sánchez.

La familia Igartúa Sánchez debe mostrarse feliz con el desempeño de quienes ya están listos para esa temporada grande que se avecina.

Ver a docenas de niños divirtiéndose en sus diferentes áreas de servicio, especialmente en la alberca, familias que aprovecharon esa última semana del mes hace prever que Puerto Vallarta está listo para ese futuro prometedor.

Las familias mexicanas disfrutan sin duda de este Puerto Vallarta actual. El panorama ilusiona a inversionistas en todas las áreas, bienes raíces, gastronomía y seguridad. Todos los servicios para que el turismo que llega a esta región disfrute lo mejor posible: playa, sol, atención, servicios en buenas condiciones, en fin, tantas cosas que hacen de Puerto Vallarta y Bahía de Banderas el mejor lugar para unas vacaciones todos los meses del año. Ya no hay septihambres, no hay la cantidad de empleados que se quedaban sin trabajo durante ese mes que ya pasó, todo es actividad, todo es producción y todo es calidad en espera de ese buen tiempo.

El tiempo actual es de previsión por parte de las autoridades de Jalisco, de Nayarit y de Puerto Vallarta. Organismos civiles, seguridad municipal son el complemento para esa buena temporada que se espera. Servicios de buena calidad, disposición para la atención, todo debe estar listo, la capacidad instalada es para recibir a más de un millón de turistas.

La actividad inmobiliaria es intensa sobre todo en la Riviera Nayarit, su crecimiento es para duplicar y triplicar la cantidad de visitantes.

Se dice que la capacidad de crecimiento en la región de Puerto Vallarta es limitada, pero aún hay mucho por hacer en inversiones turísticas, como se ve la actividad en la zona del Viejo Vallarta que comprende la Emiliano Zapata, solamente se debe cuidar que los servicios de drenaje y agua potable estén a la altura.

En el Seapal preocupa precisamente que esa capacidad de trabajo esté a la altura, servicios que también preocupan a las autoridades municipales.

En suma, Puerto Vallarta y toda la región de Bahía de Banderas está en espera ya de esa buena temporada.