El que nace para tamal…

Miguel Barbosa.

.

Por Humberto Aguilar

.

Cruel destino. Miguel Barbosa, candidato de Morena a la gubernatura de Puebla, nació para ser un damnificado en su historia de vida, con todo el poder de Morena se quedó a un poco más de mil 500 votos en segundo lugar, el triunfo fue para la señora Martha Erika Alonso, esposa del que fue hasta este año el gobernador de esa entidad.

Hace un poco más de 50 años, el estudiante Miguel Barbosa formó parte de aquel grupo de estudiantes que fueron asesinados por el Ejército en la plaza de las tres culturas en Tlatelolco, sobrevivió de aquel lamentable suceso, pero se alió a un grupo de estudiantes que decidieron hacer la guerra de guerrillas. En el movimiento que tuvo el nombre de Liga 23 de Septiembre.

Al margen de la ley se enfrentó a la muerte muchas veces, combatió con las armas en la mano, contra el gobierno de Gustavo Díaz Ordaz. En un enfrentamiento disparó contra el comandante de quienes lo perseguían, no lo mató pero al ser detenido, el jefe de Seguridad le preguntó: ¿Tú fuiste el que me disparó? Miguel Barbosa dijo que sí, en ese momento el sujeto sacó su pistola, una 45 y le disparó frente a frente. Milagrosamente Miguel Barbosa sobrevivió. Instintivamente al ver el arma que le apuntaba, movió ligeramente la cabeza. La bala le destrozo la mandíbula por el lado izquierdo. No murió, pero estuvo por muchos meses en un hospital.

En aquel tiempo, Porfirio Muñoz Ledo con Cuauhtémoc Cárdenas se separaron del PRI para crear el Partido de la Revolución Democrática. Ilusiones y esperanzas de un cambio se dieron al nacer este partido político, Miguel Barbosa se alió, formó parte de las llamadas tribus que lucharon por el poder con fracaso tras fracaso.

Como parte de las tribus que casi desintegraron al PRD se alió al Movimiento de Regeneración Nacional que desde hace 12 años con Andrés Manuel López Obrador buscaron la presidencia de México, perdieron por muy pocos votos frente a Felipe Calderón. Se dieron los enfrentamientos políticos en las calles de la Ciudad de México, volvieron a fracasar en el 2012. Más fortalecidos, Andrés Manuel y todos los candidatos que con él lucharon por un cargo político ganaron las elecciones del pasado primero de julio, menos en Puebla donde el contendiente fue precisamente Miguel Barbosa.

Morena ganó las elecciones con un amplio margen. Hoy Andrés Manuel López Obrador es el presidente electo.

Miguel Barbosa es el damnificado de estas elecciones. El conteo de los votos en Puebla ratificó el triunfo de la señora Martha Erika Alonso, Miguel Barbosa se quedó como el chinito: Nomás milando.

No lo mataron en Tlatelolco, no lo mataron en la guerrilla de la Liga 23 de Septiembre, tampoco lo mató la bala que le dispararon a quemarropa, solamente que la suerte le ha sido adversa, su destino es el calificativo popular de que: El que nace para tamal, del cielo le caen las hojas.

Algo le va tocar en el gobierno de Andrés Manuel, pero no dejará de ser un damnificado en sus eternas luchas de un poco más de 50 años.

Hoy, dos de octubre, se conmemoran los 50 años de aquel terrible suceso en el que murieron un número no determinado de estudiantes en Tlatelolco. Se dará cuenta de la marcha de miles de estudiantes y sobrevivientes de aquel dos de octubre de hace 50 años, posiblemente veamos a Miguel Barbosa integrarse a la marcha como el eterno damnificado de la política.