¿No que no?

Los Charros de Jalisco en Puerto Vallarta.

.

Por Juan Carlos Garda

.

Cuántas veces has respondido con un no, no se puede, de manera automática cuando se te plantea un nuevo reto, un trabajo o una tarea por desarrollar.

Quizá los mexicanos seamos negativos por naturaleza o seguramente es una reacción instintiva pensando en que alguien más se va aprovechar de nosotros si decimos que sí, que sí le entramos… Puede ser, tenemos fama de ser gandallas, aprovechados e injustos en cuanto a remunerar o reconocer el trabajo colaborativo. ¿Sí o no?

Por otro lado, varios psicólogos y expertos nos dicen que hay que saber aceptar un no como respuesta. Y sí, también hay que saber decir no para marcar a tiempo límites claros.

¿Pero qué pasa cuando SÍ es la respuesta o la actitud ante algo que parece impensable o imposible y empapado de muchos NO?

De eso hablaremos en esta columna. De personajes que han preferido adoptar el SÍ como filosofía y han provocado cambios significativos en el status quo de su comunidad o de su empresa; o de situaciones a las que les urge un SÍ como respuesta o como acción colectiva para generar un cambio.

No hablamos de agachar la cabeza y “obedecer”. No. Hablamos de esa capacidad que ha llevado a muchos a emprender o afrontar una situación teniendo como inspiración un NO inicial para luego culminarla con uno de los principios de la creatividad y de la enjundia mexicana: “¿No que no?”.

SÍ AL BEISBOL PROFESIONAL EN JALISCO

Ayer y hoy en la unidad deportiva “Agustín Flores Contreras”, el equipo de la Liga Mexicana del Pacífico, Charros de Jalisco, jugó dos partidos de pretemporada en lo que marcó el regreso del beisbol profesional a Puerto Vallarta.

-Después de que en 1995 la franquicia de Charros de Jalisco tuviera que ser vendida a Oaxaca, la posibilidad del regreso de una novena profesional a la entidad se topó con varios NO de parte de autoridades y de empresarios que no veían al deporte como “negocio”.

-Fueron 11 años de “terquedad” los que le tomó al empresario tapatío Armando Navarro regresar en 2014 a los Charros de Jalisco. Acudió a muchas Series del Caribe, habló con los dueños de los otros equipos de la LMP, hasta que Jaime Castro, dueño de los Algodoneros de Guasave le dijo que SÍ al cambió de plaza y al ser accionista también de la franquicia jalisciense.

-El siguiente fue el SÍ del gobernador, Aristóteles Sandoval, para contar con el Estadio Panamericano de Atletismo como sede.

-El empresario Salvador Quirarte ha sido otro protagonista fundamental que le ha generado a Charros muchos SÍ en cuanto a promoción, gestión y alianzas estratégicas que han hecho del equipo una empresa de proyección internacional.

-Todos estos SÍ hacen que Charros de Jalisco pueda anunciar la apertura próxima de una Escuela de Beisbol en Puerto Vallarta, y sobre todo, que Charros de Jalisco sea hoy la marca deportiva con más proyección y crecimiento en el estado después de Chivas. Que NO es poca cosa.

¿No que no?…