Gente PVToma Control

La hipertensión, antesala del infierno

El control de la presión arterial.

.

Por Dr. Raúl Morales

.

Estimados amigos, les recordamos que este artículo tiene como finalidad la prevención de las enfermedades en el ser humano, y hacer posible que tengan una mayor sobrevida con muy buena calidad de la misma.

La hipertensión arterial es un padecimiento muy traicionero en el ser humano, es un cuadro muy silencioso, muchas personas pueden ser portadoras y ni cuenta se dan hasta que aparecen las complicaciones a nivel cardiovascular que puede culminar con un infarto al miocardio o un accidente cerebrovascular (trombosis o hemorragia cerebral).

Un padecimiento crónico silencioso

Para fines prácticos, la hipertensión arterial es un padecimiento crónico silencioso en el que se van incrementando las cifras de la presión arterial (normal de 80/120),  según lo publicado en la literatura médica a nivel mundial, la morbilidad (número de pacientes enfermos en determinado lugar en un periodo de tiempo determinado en relación a la población total) y la mortalidad tienen una relación directa con el aumento de las cifras de la presión sistólica sostenida por arriba de 140 mmHg y de una presión diastólica sostenida 90 mmHg o mayor para que puedan desencadenar complicaciones de carácter coronario (infarto del miocardio), así como pueden desarrollarse alteraciones en otros órganos como sería el riñón, el cerebro, entre otros.

Por fortuna, si se tiene suficiente información, a pesar de que la enfermedad llamada hipertensión arterial puede cursar sin ninguna manifestación clínica, se pueden desencadenar complicaciones graves y hasta letales si no es tratada a tiempo correctamente, y es la razón de que las campañas que se realizan a nivel público a través de la Secretaría de Salud o a nivel privado, tienen la misión de detectar personas, principalmente, sin ninguna manifestación clínica, pero que pueden traer cifras elevadas de presión arterial y entonces podrán establecerse programas para su control, ya que la hipertensión arterial crónica puede ser un riesgo que modificable antes de que se desarrolle o aparezcan otras complicaciones.

Afecta más a hombres que a mujeres

Desde el punto de vista del género, el sexo masculino es el más afectado entre la gente joven, pero a partir de la menopausia en las mujeres se emparejan los riesgos. En la hipertensión arterial, en forma silenciosa se producen cambios en el flujo sanguíneo, tanto a nivel macrovascular como microvascular causados por alteraciones de la pared vascular rica en células espumosas que tienen predisposición a tener cambios en el tono vascular periférico, estos cambios son los que aparecen en forma temprana cuando apenas empiezan a elevarse las cifras tensionales y conforme avanza el tiempo, pueden crearse lesiones tisulares especificas con repercusión orgánica.

A pesar de tantos adelantos de la ciencia médica actual aún tenemos la cifra de que en el 90% de los casos el origen de la hipertensión arterial no se conoce, y para cubrir nuestra ignorancia nosotros los médicos la etiquetamos como hipertensión arterial esencial, la cual pudiera tener una influencia de carácter hereditario, sin embargo, analizando esta población hipertensa del 5 al 10% de los casos, se puede identificar una posible causa de la hipertensión y es cuando se denomina que es de carácter secundario, pudiéndose tratar en forma convencional y posiblemente desaparecer su cuadro para siempre sin necesidad de estar recibiendo tratamiento, este cuadro cuando aparece puede ser la señal de que esta persona puede ser portadora de un padecimiento que origina principalmente esta hipertensión.

Tratamiento

Con fines prácticos los betabloqueadores y los diuréticos pueden reducir complicaciones importantes de la hipertensión arterial, tales como la enfermedad cerebrovascular así como eventos íntimamente relacionados con la enfermedad de las coronarias del corazón (angina de pecho). En México una importante porción del presupuesto destinado a la salud, está dedicado a tratar las complicaciones como la cardiopatía hipertensiva, la isquémica, la insuficiencia renal  para evitar complicaciones como ceguera, amputaciones, padecimientos neuropsquiatricos y neurodegenerativos, así como padecimientos pulmonares, todos ellos pueden ser capaces de generar incapacidad o incluso invalidez total lo que va a afectar además del paciente, a su familia, a la sociedad a la que pertenece, todo esto con una gran repercusión psicológica, lo que nos lleva a mantenernos siempre con programas de educación y prevención para la detección temprana, el control y el tratamiento oportuno en forma estrictamente práctica.

Desde el punto de vista estadístico, según la ENSANUT (Encuesta Nacional de Salud y Nutrición) en 2016 publicó que uno de cada cuatro mexicanos sufren actualmente de hipertensión; se presenta más frecuente en el sexo femenino (20%) mientras que los hombres en un 24.9%, por lo tanto es importante recordar que en México este padecimiento silencioso es uno de las principales causas de muerte, ya que por la ausencia de síntomas, inicialmente pueden desarrollar, conforme pasa el tiempo, otras complicaciones donde al final ponen en riesgo la salud de estas personas, la mayor parte de estos pacientes se encuentran entre los 20 y 70 años de edad y desgraciadamente cuando este cuadro se combina con otras patologías como la diabetes mellitus va a desencadenar otras complicaciones principalmente a nivel cerebrovascular así como a nivel del corazón por fenómenos isquémicos.

Prevención

Por lo tanto estimados lectores, debemos tener siempre en mente que la manera más sencilla y barata para la detección de estos padecimientos tan peligrosos es acudir a una revisión médica estricta, mínimo cada 6 meses y así se podrá con mucha facilidad detectar en forma temprana estos padecimientos y así evitar el sin número de complicaciones que pueden llevar a los pacientes, como urgencias a las unidades de cuidados intensivos y que desafortunadamente muchos de esos pacientes no logran sobrevivir.

Por todo lo anterior les invitamos a que compartan este articulo con sus familiares y amigos para entre todos hacer campaña y evitar la hipertensión como antesala del infierno o del cielo, cualquier pregunta o comentario pueden comunicarse con nosotros al correo drmorales1999@gmail.com o al teléfono 322 293 6161.