Gente PVLetras Sahumerias

Responsabilidad compartida

La economía mexicana está bien posicionada entre los países del mundo, esto hace atractiva la inversión en territorio mexicano.

.

Por Marisú Ramírez

.

Una de esas relaciones complejas en esta etapa de la globalización, son los intercambios comerciales entre naciones. Nuestro país compra más mercancías al vecino del norte, lo cual lo sitúa en el segundo lugar en el mundo.

Me pareció interesante la propuesta del mandatario de los Estados Unidos, el señor Donald Trump, de cambiar el nombre de Tratado de Libre Comercio de América del Norte por USMCA (United States Mexico Canada Agreement). El acuerdo según especialistas en economía será generoso para las naciones incluidas.

Después de meses de negociaciones es un avance interesante; los escenarios por momentos se mostraron adversos; las propuestas estuvieron sobre la mesa, los actores de las tres naciones escucharon y decidieron; los beneficios, ya destacados en diversos medios informativos parecieron no interesar, en esencia es vida para México y en ese sentido estuvo la mano firme por encima de trivialidades. Aunque en estos momentos hace falta acordar aranceles a los metales, antes de la firma.

Ildefonso Guajardo, nuestro representante y secretario de Economía, alertó sobre la necesidad de una pronta reunión entre Estados Unidos, México y Canadá; con el fin de revisar los aranceles aplicados al aluminio y al acero antes signar el documento:

“Nuestro concepto es ¿cómo vas a llegar a una firma, sino al mismo tiempo muestras la voluntad de eliminar hostilidades arancelarias? entonces el compromiso de los negociadores mexicanos es proponer a Washington y a Canadá que nos juntemos para resolver claramente la 232 en materia de acero y aluminio antes de que los ejecutivos firmen el acuerdo” La propuesta del Titular de Economía mexicana es sensata y visionaria.

Allá en Estados Unidos, país altamente desarrollado, viven 35 millones de compatriotas, más menos, de ellos 12 millones nacidos en territorio mexicano. Esto da una idea de las necesidades y alcances de cada uno de los mexicanos ahora que se tendrá un nuevo respiro comercial. Ellos se fueron con la ilusión de obtener recursos económicos para sus familias, las remesas por miles de millones de dólares lo han demostrado históricamente.

Vendrán mayores problemáticas después de los 15 meses de negociaciones; se sabe que las alianzas comerciales son complejas en un mundo convulsionado como lo he mencionado en algunas de mis colaboraciones, sin embargo, los mexicanos sabemos tolerar y sonreír a las adversidades.

Las formas estratégicas, aun no siendo especialista en economía, distinguen más beneficios para las naciones participantes en este Acuerdo Estados Unidos –México – Canadá, USMCA; no perder de vista a los consumidores los cuales hubieran quedado fuertemente afectados por las terribles consecuencias de no haberse llegado a un entendimiento.

Nuestro país es el segundo consumidor de mercancías norteamericanas, esto en las transacciones comerciales globales, con altibajos la economía mexicana está bien posicionada entre los países del mundo, esto hace atractiva la inversión en territorio mexicano. El fortalecer relaciones económicas, desde mi punto de vista debe coadyuvar también en la cultura de respeto y educación en la calidad, tanto para los compatriotas que viven en el país del norte como más allá de esas fronteras.

He traído a mis lectores este comentario porque todavía preocupan otros aspectos, desde mi punto de vista no considerados con la debida precisión; por ejemplo: la contratación de la mano de obra de connacionales, el incremento de precios en medicamentos, aunque la producción tequilera está salva no así ha quedado claro lo que sucederá con otras industrias como la tecnológica, la automotriz, la del calzado y también los salarios. Aspectos no con la suficiente claridad en este acuerdo y los cuales preocupan.

La firma podría ser a finales de noviembre y con ella esperar que no sean los consumidores los que paguen los platos rotos, el beneficio debe tener cobertura amplia y de forma igualitaria para las sociedades de las tres naciones del nuevo USMCA. masryram@msn.com