Gente PVPercepciones

La última oportunidad de los intrusos

Una imagen positiva debe ser congruente y satisfacer las necesidades de las audiencias, cosa que no han logrado.

.

Por Roberto Franco Briones
Consultoría en Imagen Pública ICONOS

.

El nuevo programa de espectáculos de Carmen Armendáriz en Televisa llamado Intrusos, ha estado en el ojo del huracán desde que inició sus transmisiones, y es que Juan José Origel, Martha Carrillo, Aurora Valle y Atala Sarmiento (nueva incorporación) formaron parte de la escuela de Paty Chapoy, pues los tuvo como conductores en Ventaneando. La única que no fue de ahí y que ya salió es Maca Carriedo.

Durante la emisión que realmente lleva poco más de dos meses, han ocurrido diferentes cosas como la discriminación de género que Maca Carriedo dice haber sufrido por parte de una de sus compañeras y algunos malos tratos que ésta misma hizo a los artistas que los acompañaron.

Si bien éste escrito les podrá sonar a chisme, tiene mucho más que eso, pues este programa es una viva muestra de cómo ha cambiado la televisión mexicana. Antes las personas que brindaban las noticias (de cualquier tipo) tenían el poder completo de lo que se contaba, sin embargo, ahora lo han perdido tanto, que ellos mismos forman parte de las notas que se realizan por parte de diferentes medios, enterándonos de lo que sucede en su vida personal y profesional.

Actualmente los mismos periodistas hablan sobre su competencia de forma positiva o negativa en los medios tradicionales y redes sociales, siendo estas últimas las que han forzado que el ejercicio de la comunicación sea más abierto, ocasionando que incluso se hagan ruedas de prensa para aclarar malos entendidos entre conductores.

Lo peor es que en el caso de los artistas puede beneficiar o perjudicar su imagen, pero en el caso de conductores de television, es muy difícil, porque si se juega “solo” puedes ser víctima o victimario, pero si se juega en “equipo” (como lo hace tradicionalmente un programa de prensa rosa en nuestro país) nos habla de desorganización y de mal temperamento de los participantes, lo cual en un programa de espectáculos definitivamente no queremos ver, pues la intención es pasar un buen momento y distraerse de las mortificaciones.

Se lo pongo así, cuando usted va a un restaurante a cenar con su familia están deseando ser consentidos, no molestados porque les sirvieron un plato equivocado, los hicieron esperar mucho tiempo y también los trataron mal. Ese es justamente el descontento de los televidentes con este programa.

Además algunos participantes se han dedicado a hablar mal de su antigua jefa de Ventaneado, generando apatía por parte de los seguidores de Paty Chapoy y su equipo, generando que en lugar de darse la oportunidad de verlos y así jalar audiencia apoyen a los conductores de Tv Azteca.

Este show en vivo necesita un poco más que imagen si es que no quiere desaparecer, necesita coordinarse, irse a comer y platicar sobre lo que quieren comunicar en su programa, cuál va a ser su factor diferenciado de la competencia y conocerse para así poder verse compatibles al aire y no parecer que están discutiendo todo el tiempo.

Una imagen positiva no consiste solamente en ser vistos diariamente, y menos en obtener notas de prensa hablando mal de ellos, una imagen positiva debe ser congruente y satisfacer las necesidades de las audiencias, cosa que no han logrado.

.

Roberto Franco Briones
Consultoría en Imagen Pública ICONOS
Tel. (55) 6360 4389
www.consultoriaiconos.com