A todos nos interesa

AMLO.

.

Por Humberto Aguilar

.

Sin duda lo que ocurre en estos meses con el cambio de gobierno nos debe importar a todos, pues en la última semana de este mes durante cuatro días, los mexicanos iremos a votar para decidir si se construye el nuevo aeropuerto en Texcoco o se cancela para hacer las dos pistas en la base aérea de Santa Lucía. La decisión ya ésta tomada. Posiblemente no importen los argumentos de los habitantes de los cinco municipios que rodean la zona donde se va a construir ese aeropuerto, el principal municipio es Atenco. Son los habitantes que durante el gobierno de Vicente Fox salieron con machetes en la mano para impedir que los terrenos comunales o de propiedad particular fueran expropiados con el mismo propósito de construir ese aeropuerto.

.

UN POCO DE HISTORIA

Texcoco, efectivamente, fue un lago que la naturaleza y el uso de las aguas se concentraron en Xochimilco, al secarse la zona lacustre enormes tolvaneras invadían al Distrito Federal, ocasionaban fuertes problemas porque eran nubes de polvo las que cubrían la ciudad.

La zona de Texcoco se hizo popular porque en uno de estos pueblos nació nada menos que Silverio Pérez, torero al que a Agustín Lara le hizo un paso doble, llamándolo “el Faraón de Texcoco”. El resto de la historia se integra con la construcción de un pequeño lago con aguas pluviales las cuales dan vida a ese lugar al que regresan de nuevo miles de aves migratorias que año con año llegan. Esa es la zona que está en peligro, ese pequeño lago y las tierras que francamente no sirven para nada.

El poder de los grupos económicos, la gente del dinero asegura que va porque va este aeropuerto, la consulta popular a partir del 26 de octubre en las capitales de todas las entidades federativas y en quinientos de los principales municipios de México se instalarán los sitios en donde se va a votar para el sí o el no, en la opinión de quienes, con su credencial de elector, quieran votar.

Habremos de estar pendientes de la información que se dé a conocer sobre esta consulta popular que nunca antes se había hecho en la forma como se anuncia.

Aquí en Puerto Vallarta la famosa consulta oficialmente no se ha dado a conocer, toda la información sale de los noticieros, así como de los diarios que se editan en la capital azteca si la lista de municipios donde se van a instalar las urnas debe ser dada a conocer en una semana más.

Sólo se anticipa que de construirse el aeropuerto con dinero del presupuesto nacional, abrían que dedicarse para el año próximo unos 80 mil millones de pesos, lo que descobijaría programas asistenciales y proyectos del presidente López Obrador. Caso contrario se dará en concesión la construcción del aeropuerto a los poderosos que manejan el dinero.

Bajo cualquier circunstancia la aportación de los vallartenses sería el voto. Nuestros empresarios difícilmente podrían aportar fondos para el aeropuerto a menos que se vendieran bonos como ocurre en la bolsa de valores donde indudablemente podría haber algo para que participaran ellos también.