La reingeniería del agua

Por José M. Murià

.

Acabamos de publicar con este mismo título un cuaderno de 65 páginas, muy bien diseñado por cierto, de suma importancia para afrontar la compleja y creciente problemática del agua.

En este caso se trata de un conjunto muy bien estructurado de ideas, sólidamente fundamentadas, para hacer frente a una grave problemática que ya empieza a lastimar a los mexicanos y a limitar su  desarrollo.

Por la calidad de quien lo preparó, no lo debería de quien tenga que ver con el tema en la próxima administración o simplemente se interesen por un asunto de tal relevancia. No importa del color político que sea: este trabajo se ha preparado para ayudar al encuentro de soluciones, sin más  intención que enfrentar adecuadamente los complejos problemas relacionados con el agua que ya se vislumbran a plazos que no toleran dilación ni errores.

El documento está avalado por el afamado Colegio de Ingenieros Civiles del Estado de Jalisco, a manera de sumarlo a la celebración de sus primeros cincuenta años de fructífera vida.

Es muy difícil que las credenciales del autor de dicho suplemento puedan superarse. Eduardo Mestre conoce todos, prácticamente todos y cada uno de los rincones y vericuetos del país y tiene presente no solo sus problemas, sino también sabe cómo solucionarlos. Su estudio y conocimiento empírico en este sentido resulta sencillamente impresionante, pero además posee una excelente base académica obtenida dentro y fuera de casa, que le permitió en su tiempo desarrollar la docencia en diversas universidades de México, Costa Rica, España y Cataluña y, asimismo, impartir por doquier una larga serie de exitosas conferencias teóricas y prácticas sobre estos asuntos. De la misma manera muchos artículos suyos  se hallan en las más prestigiadas revistas de su especialidad.

Ahora bien, su acervo se basa también en 43 años de experiencia internacional asesorando, dirigiendo y concibiendo programas en casi cuarenta países de las más diversas condiciones, al tiempo que ha asesorado a una veintena de gobiernos. Destaca también su trabajo como consultor en prácticamente todos los organismos internacionales de relieve y haber sido Director de la primera exposición internacional sobre el agua, que se llevó a cabo en 2008, en Zaragoza. Finalmente, ha trabajado para el gobierno mexicano y dirigido los trabajos para la legislación sobre el tema que se aprobó por unanimidad en 2004.

Como se puede ver, Mestre, que se acaba de retirar de sus andanzas y reside en México, debe ser aprovechado, lo quiera él o no, para beneficio del país.