Consejos de una abuelita modernaGente PV

La envidia

Los que conocen la envidia, son infelices y sacan por lo regular conjeturas erróneas de sus semejantes, ya que no soportan la idea ¡de que alguien pueda ser mejor que ellos!

.

Por un México mejor

.

¿Qué es en realidad la envidia? ¿Por qué ese sentimiento molesto cuando alguien destaca en algo? ¿Con qué objetivo se trunca el porvenir de quien verdaderamente vale? ¿Cómo es posible el tratar de hundir al que triunfa o en forma altruista ayuda a sus semejantes?

Uno de los problemas más comunes con el que nos enfrentamos continuamente la mayoría de los seres humanos que habitamos en éste enigmático Planeta Tierra, es el no podernos ubicar en forma correcta en el tiempo y espacio; algunos de ellos, cuando toman conciencia de que alguien lo ha logrado, lo llegan a envidiar en tal forma, que su ser ególatra, como no tolera el éxito ajeno… ¡trata de aniquilarlo a como dé lugar! Se burla de sus errores (ninguna persona está exenta de cometerlos), expresándose irónicamente de sus defectos (olvidando que nadie es perfecto), y tratan de humillarlo continuamente (no es posible unificar del todo los criterios)

El problema estriba en que la mayoría de las personas, o viven en un pasado absurdo (con el mejor hubiera), o se ubican en un futuro incierto diciendo: “Ya me veo…” (y es posible que ese famoso mañana nunca llegue); pero el presente, ese instante en el tiempo que debemos vivir en toda su plenitud, pocos seres han aprendido a disfrutarlo.

¡Por favor ubícate y reacciona!, porque ese momento que estás despreciando, ¡no se repetirá jamás!, ya que hasta ahora…. ¡Nadie ha podido retroceder en el tiempo para reparar sus faltas o errores cometidos!  Por lo tanto, comprende su incalculable valor y piensa las cosas antes de actuar, para que no vivas, sólo por vivir…

Si aprendes a pasar tu existencia positivamente, ¡nunca tendrás tiempo para “la envidia”; ni de destrozar a los que te rodean; al contrario, habrás aprendido a amar, respetar, admirar y sobre todo, a ayudar en la medida de tus posibilidades a todos los que te rodean.

Deja de soñar despierto(a) y de alabar continuamente a tu Ego. ¡Mejor actúa! No critiques… ¡Elogia! Busca la excelencia… ¡Triunfa sobre ti! ¡Olvida la envidia! ¡Admira y goza el éxito de los demás! Es el único camino para llegar a ser un Ser Humano cabal.

Los que conocen la envidia, son infelices y sacan por lo regular conjeturas erróneas de sus semejantes, ya que no soportan la idea ¡de que alguien pueda ser mejor que ellos!

Si se ponen a pensar en el fondo de su ser, lo que más se critica es por lo regular lo que más se anhela, y por ironías del destino, o por flojera, nunca lo lograron hacer. En conclusión, sólo critican negativamente ¡los envidiosos!

En lugar de envidiar mejor actúa positivamente, no pierdas tu valioso tiempo en los demás y ocúpalo en ti mismo.

Mejor despierta y abre tus ojos hacia un mundo mejor; dirige todos tus sentidos a una nueva vida llena de metas reales que con ansia te espera; por lógica tendrás ligeros tropiezos, pero no temas, y continúa tu camino… ¡Tal y como lo hacen los triunfadores!

El salir triunfante no es cuestión de suerte, sino de constancia, dedicación, desvelos y mucho trabajo, pero… ¡los frutos son definitivamente deliciosos!

Recuerda que Thomas Alba Edison tuvo más de mil intentos fallidos antes de crear la bombilla de alta resistencia, y tú sólo con un dedo la prendes, y si no hay luz, te enojas, en lugar de hacer una plegaria para agradecerle…

¿Qué tienen los triunfadores que no poseas tú? La respuesta es muy sencilla… ¡fuerza de voluntad!  Ellos al igual que tú, son muy frágiles ante el poder de la Madre Naturaleza… ¡Pero fuertes de espíritu como para poder luchar contra todas las adversidades!

¿Has comprendido ahora que no está fuera de tu alcance el poder salir adelante y llegar a ser un(a) verdadero(a) triunfador(a)?…  ¡Actúa! ¡Tú puedes!  ¡Solo sin la ENVIDIA!

.

Cariñosamente Ana I.