Quién y Qué: Reconocimiento a la trayectoria de Florentino “Tino” Carvajal

  • Manés Angarita... se cumplieron dos años de su sentido fallecimiento. En la gráfica con quien fuera su esposo, el hotelero Luis Angarita Mayorga.
  • Florentino Carvajal... un personaje producto de la cultura del esfuerzo.

QUIEN recibe esta mañana un reconocimiento a su trayectoria,- junto con la legendaria Nelly Barquet y de Luis Reyes Brambila,- es Florentino Carvajal, el popular “Tino” cuya historia de vida es ejemplar. Es el caso de alguien que gracias a la cultura del esfuerzo fundó sus propios restaurantes de mariscos luego de un afanoso paso de muchos años por el puesto de mesero en el restaurante Moby Dick que durante la década de los años ochenta y noventa fue considerado uno de los mejores restaurantes de mariscos de Puerto Vallarta al lado de El Ostión Feliz y de Mismaloya Beach.

.

QUE el Moby Dick fue el más exitoso de los tres y de todos los que operaban en Puerto Vallarta y en sus alrededores. Era propiedad de Luis Gutiérrez (padre e hijo) y de Francisco Camacho Fregoso y su gerente, el gran Nicolás León lo operaba con los conocimientos y manejo que le daban su experiencia y su sensibilidad para el manejo de personal. Este restaurante llegó a tener alrededor de 80 empleados entre meseros y cocineros.

Florentino Carvajal siempre se distinguió por su sencillez. Era una persona callada, discreta pero eficiente. Se fijaba en todos los detalles y obtuvo conocimientos que después le sirvieron para administrar y operar sus propios restaurantes, sobre todo el “Tino s” de La Laguna, allá en Nuevo Vallarta, en donde ahora es apoyado por sus hijos. En “Tino s” de El Pitillal logró un éxito inusitado pocas veces visto en un restaurante ubicado fuera del área urbana de Puerto Vallarta, en este caso en la delegación de El Pitillal.

.

QUE ha sido en Nuevo Vallarta con el “Tino s” de Nuevo Vallarta, en donde Florentino Carvajal ha logrado un éxito elogiable producto de la constancia en el esfuerzo, pero sobre todo en el trabajo para sostener la calidad en su menú y el buen servicio a los clientes.

Por ello, es más que merecido el reconocimiento que esta mañana se le otorga (anoche, la lluvia impidió el evento programado), junto con la señora Nelly Barquet y Luis Reyes Brambila. Florentino Carvajal es ahora un orgullo para su familia, para sus amigos y un ejemplo de vida para muchos jóvenes vallartenses.

.

A DOS AÑOS DE LA PARTIDA DE LA SEÑORA MANÉS

Se cumplieron ayer dos años del fallecimiento de la señora Manés. Así le llamaban a ella. Incluso su esposo, el conocido hotelero Luis Angarita. María Inés Angarita fue una mujer excepcional que dejó en Puerto Vallarta un ejemplo de vida. Siempre, sencilla, discreta, educada, respetuosa y respetada. Dispuesta a colaborar en todo aquello que le resultaba posible. Se recuerda sus aportaciones a la Clínica de Rehabilitación Puerto Vallarta – Santa Bárbara y posteriormente en la clínica de la doctora Valeria Lizaola. En ambos casos, realizó un valioso trabajo social.

Al lado de su esposo Luis Angarita, la señora Manés fue siempre protagonista en la vida social vallartense en donde dejó numerosas amigas y amigos que ahora, a dos años de su fallecimiento, la extrañan de una manera notable. En VALLARTA OPINA, periódico del que fue una distinguida lectora, nos hacen falta sus comentarios, observaciones y sugerencias para nuestras diversas secciones.

.

MISA A LA MEMORIA DE DORIS DE LOS ÁNGELES HERNÁNDEZ DE VERDAYES

QUE mañana a las 19:00 horas, en la iglesia de Nuestra Señora de El Refugio, será oficiada una misa a la memoria de la señora Doris de los Ángeles Hernández González de Verdayes, fallecida en días pasados en la ciudad de Guadalajara. Doris fue una mujer enamorada de siempre de Puerto Vallarta, lugar en el que vivió varios años en dos etapas: disfrutó parte de los años dorados de Puerto Vallarta en los inicios de los años ochenta y recientemente (hace algunos años), cuando su esposo, el hotelero Ricardo Verdayes, regresó a su querido Puerto Vallarta luego de una ausencia de más de 20 años.