Cualidades ExquisitasGente PV

Cambiar el guardarropa de verano a invierno

Al estar revisando tu guardarropa de invierno, toma notas sobre lo que te falta, observa qué es lo que está en tendencia y adquiere artículos clave que te ayuden a dar versatilidad a tu imagen en invierno.

.

Por Melissa López

.

Poco a poco comienza a cambiar el clima, según el lugar en dónde se radica, en noviembre las mañanas ya se sienten un poco más frescas, es momento de guardar las prendas de lino para sacar el abrigo de lana.

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

Cuando estamos entre otoño e invierno el clima comienza a cambiar poco a poco, se presentan las mañanas más frescas, y conforme pasan los días las bajas temperaturas no se hacen esperar; por lo tanto, es momento de cambiar el guardarropa, guardar las piezas de verano, esto incluye: zapatos, ropa, accesorios, ciertos colores, sobre todo claros; también los estampados de flores, el lino y todo lo que se relacione con un clima cálido. Es importante que, antes de guardar lo de primavera – verano te recomiendo lavar o limpiar perfectamente la ropa, las sandalias, los accesorios, así todo quedará guardado, pero limpio.

El motivo principal para guardar o acomodar las cosas de primavera – verano es dejar espacio en el clóset para colocar todo lo que conforma el guardarropa de invierno, que, por los materiales, este suele ser voluminoso y es necesario ordenar de tal forma que resulte práctico y funcional para encontrar las cosas todos los días.

Coloca toda la ropa de invierno en un lugar en donde la puedas ver, lo primero es oler las prendas, quizá tienen olor a “guardado”, revisar cada pieza que se encuentre en perfectas condiciones, separar los suéteres, las bufandas, los gorros; para después acomodar por orden en el clóset, todos los abrigos juntos, de igual forma las chamarras, etc. Las bufandas según el material las puedes colgar en un gancho o enrollar, los suéteres se guardan doblados, esto favorece a que no pierda su forma.

Te aconsejo lavar poco a poco la ropa, por orden de prioridad, inicia con las piezas ligeras que son las que utilizarás a la brevedad, porque el clima solo es fresco, deja los abrigos y las prendas más gruesas para cuando la temporada de invierno este por iniciar. Lee las indicaciones de las etiquetas con los cuidados de lavado, seguramente alguna prenda 100 % de fibra natural requiere servicio de lavandería, considera esto para que esté lista cuando requieras de ella.

Al estar revisando tu guardarropa de invierno (ropa, zapatos, accesorios) toma notas sobre lo que te falta, observa qué es lo que está en tendencias y adquiere artículos clave que te ayuden a dar versatilidad a tu imagen en invierno, puede ser algo en el color de moda o diseños de vanguardia. Lo más importante es no perder el objetivo, sobre todo si la ropa la utilizarás en el ámbito profesional, en ocasiones por el giro no acepta tanta vanguardia.

Quizá ya tienes unos leggins negros especiales para el frío, este invierno puedes adquirir en otros colores como puede ser azul o imitación pantalón de mezclilla, por ejemplo.

Si eres un hombre al cual le gusta cuidar los detalles y vestir realmente con el clima, quizá solo tienes corbatas de seda, entonces este invierno adquiere una corbata tejida, es ideal para la temporada de invierno.

Si radicas en un clima sumamente cálido, en donde parece que todo el año es verano, por lo tanto, casi imposible de usar realmente ropa de invierno, mi recomendación es tratar de adquirir prendas frescas con el color de moda, sobre todo si te gusta vestir a la vanguardia.

Te invito a seguir estas recomendaciones, disfruta de un fin de semana realizado el cambio de clóset de ropa de verano a invierno.

.

Te espero en el siguiente tema de “Cualidades exquisitas”, sonríe.
Facebook y pinterest: Melissa López, Consultora de Imagen
Twitter @360melissalopez
Instagram 360melissalopez
www.360melissalopez.com