Educación y ParentalidadGente PV

Para intervenir integralmente en la violencia intrafamiliar

Lo que sí podemos hacer es no dejar de insistir en la búsqueda de estrategias a fin de erradicar o disminuir los índices de violencia intrafamiliar.

.

Por Dr. Jesús Cabral Araiza

.

“Me opongo a la violencia porque cuando aparece para hacer bien, el bien solo es temporal; el mal que hace es permanente.”
-Mahatma Gandhi.

Recientemente he retomado la comunicación con un estimado amigo y destacado investigador psicólogo de Cataluña, Dr. José Manuel Alonso Varea. Dicho colega ha trabajado desde hace algunos años con temas vinculados a la violencia intrafamiliar, ya sea desde las áreas institucionales y como consultor independiente.

En este reencuentro me ha proporcionado información muy valiosa respecto a las estrategias de formación profesional para aquellas personas que trabajan tratando de afrontar este flagelo que aqueja a infinidad de comunidades humanas en nuestro planeta, la violencia, en este caso al interior de la familia. Y ¿qué podríamos decir los mexicanos al respecto? Cuando las estadísticas nos muestran que tenemos un 70% de dicho fenómeno en los hogares mexicanos, que muchos estados como el nuestro, tienen desde ya hace un tiempo la llamada “alerta de género”, es decir el señalamiento oficial de ser un estado en el que la mujer es víctima de abusos de diversa índole y que muchos de ellos terminan con la muerte.

Pues bien, acorde a las nuevas formas de capacitación, adiestramiento e instrucción formativa, los colegas catalanes desde hace algún tiempo han conformado un equipo humano de alta calidad para proporcionar un Master en: Prevención y Tratamiento de la Violencia Familiar: Infancia, Pareja y Personas Mayores, mismo que puede ser tomado justamente a distancia. La dirección electrónica a la cual se puede acceder y en la cual se puede ver detalles diversos respecto a contenidos, planta magisterial, objetivos y costos, entre otros aspectos del mismo es:

https://www.il3.ub.edu/es/master/master-prevencion-tratamiento-violencia-familiar.html

Considero que tanto las instituciones encargadas de velar por los programas de protección e intervención en pro de la familia, los menores o las personas de la tercera edad, tienen un compromiso moral e institucional de capacitarse justamente en dichas áreas. Esta es una oportunidad para poder hacerlo y en una de las instituciones más prestigiosas y profesionales de Europa, Instituto de Formación Continua, IL3 de la Universidad de Barcelona.

Citando los objetivos de este programa tenemos que capacitar al alumno para poder detectar, evaluar y tratar las distintas modalidades de la violencia familiar, así como prevenirla. Para ello, en los dos cursos que integran el máster se persiguen los siguientes objetivos:

  • Proporcionar las bases conceptuales, actitudinales y procedimentales necesarias para la comprensión, prevención, detección, evaluación y tratamiento de violencia familiar.
  • Dar a conocer las técnicas y las metodologías a través de los recursos y programas existentes.
  • Crear un espacio para la reflexión y la discusión en grupo, desde una perspectiva interdisciplinar para el diseño de proyectos de investigación-intervención.

Ahora bien y respecto a los destinatarios, señalan lo siguiente: Licenciados y diplomados de los ámbitos psicosociales, sanitarios, educativos, de seguridad y jurídicos que buscan mejorar su preparación en unas temáticas que requieren cada vez más de un conocimiento especializado pero una mirada más holística.

Vale la pena que al menos y con la curiosidad profesional o social que amerita o quizás apremia el tema, los interesados navegarán un poco por la liga señalada y puedan encontrar temas diversos de interés que por el poco espacio de la presente columna no podemos reproducir íntegramente.

Lo que sí podemos hacer es no dejar de insistir en la búsqueda de estrategias a fin de erradicar o disminuir los índices de violencia que a diario observamos en nuestra sociedad, que surgen y se reproducen en el interior de la familia y que obedecen a diversidad de factores, unos en los que es altamente probable intervenir y otros que lamentablemente escapan a la intervención del profesional de la salud mental.

Esperemos que las buenas voluntades gubernamentales, las promesas de campaña y la visión realmente en pro de lo social, alcancen a hacer eco de la presente información y pronto podamos contar con profesionales más capaces de poder intervenir en esta grave problemática que nos aqueja a todos. Pase buena tarde.