CiudadLocal

Tradición de Día de Muertos, viva y en paz

La vigilancia fue permanente en los panteones de Puerto Vallarta.

.

  •  El operativo realizado en los panteones de Puerto Vallarta por la Dirección de Seguridad Pública Municipal concluyó sin novedad.

.

Por Gerardo González
Puerto Vallarta

.

La tradicional celebración del Día de Muertos En Puerto Vallarta sigue viva y este año transcurrió en completa paz, gracias al operativo montado desde un par de días antes por las autoridades municipales.

Buen trabajo conjunto fue el realizado entre las autoridades municipales en el operativo implementado con motivo del Día de Muertos en los panteones de la ciudad, que no arrojó pérdidas ni hechos que lamentar, al registrarse únicamente incidentes menores.

El operativo se puso en marcha desde las 8:00 de la mañana, debido a que las personas deseaban acudir temprano a visitar las tumbas de sus seres queridos para evitar aglomeraciones, aunque la mayoría de visitantes lo hizo después de las tres de la tarde.

La participación de los ciudadanos en los panteones fue la clave para que estos festejos se realizaran en un ambiente tranquilo y sin mayores incidentes.

ESTRECHA VIGILANCIA

Para la vigilancia se establecieron grupos de la Policía Preventiva y Vialidad municipal, reforzados con los cadetes de la Academia, así como de Protección Civil y Bomberos en cada uno de los cementerios, quienes realizaban recorridos pie tierra por cada uno de los recintos para brindar apoyo y seguridad a los visitantes.

Elementos de la Policía Municipal vigilaron que no se introdujeran bebidas, en exceso (en hieleras), ni envases de vidrio, objetos punzo cortantes o algún otro instrumentos que en cierto momento pudiera representar algún riesgo.

En el caso de Protección Civil y Bomberos, en el panteón de la colonia 5 de Diciembre se brindaron primeros auxilios a una persona de sexo femenino, que resbaló en una loza abierta, la que sufrió lesiones menores; también hubo el reporte de un menor extraviado localizado a los pocos minutos.

En el panteón de Ixtapa, había cinco fosas abiertas, por lo que se delimitó la zona para que no pasara la gente y así evitar más incidentes; de la misma manera se atendieron algunos panales de avispas, sin novedad alguna.

INSPECCIÓN EN PUESTOS

Además se realizaron inspecciones en los puestos de venta de comida, en las afueras de los panteones, para cerciorarse de que las instalaciones estuvieran en buen estado.

En las entradas de los panteones grupos de Policías Viales vigilaban y estaban regulando el tránsito de vehículos, durante todo el tiempo que permaneció el operativo de vigilancia, dando preferencia a personas con capacidades diferentes, hasta el cierre de los panteones alrededor de las ocho de la noche.

Es sí que por un año más los vallartenses cumplieron con la tradición del Día de Muertos, al visitar a sus difuntos en los panteones de la ciudad, en día que resultó llenó de vida en las calles y avenidas del puerto, ya que además reactivó la economía del destino en beneficio de cientos de negocios y comercios que se dedicaron a la venta de productos y servicios en torno a esta celebración del 2 de noviembre.