Aún no llega… ¿Y?

Andrés Manuel López Obrador.

.

Por Humberto Aguilar

.

Con la cantidad de memes que se ven en las redes sociales se incrementan las interrogantes sobre el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, ese donde comparan al producto de Domecq con Andrés Manuel, además de risas provoca interrogantes.

El presidente de Domecq era un brandy que tuvo muchísimo éxito durante muchos años. La broma fue “Te sientes tanto que ya quieres tu presidente”.

La suma es que todo mundo pensante asegura que no terminar el aeropuerto de Texcoco es un gran error del presidente electo, quien a la vez asegura que la decisión de abrir dos pistas en Santa Lucía es lo que pide el pueblo.

Poco le importó al presidente electo que las empresas calificadoras le rebajen puntos a su gobierno que empieza el primero de diciembre.

Lo que sigue con Andrés Manuel es armar con lo que tiene el presupuesto para el año próximo, su declaración es que le va alcanzar para todo lo que pretende.

Asegura que no va incrementar los impuestos, que no van a subir las gasolinas y que no se va endeudar pese a lo que digan las calificadoras.

La deuda pública se paga con el 1.5 del Producto Interno Bruto. Sin embargo, si la deuda no se paga a tiempo los incrementos van a ser de un 5%.

El próximo gobierno de México ya incrementó su deuda, por parte del presidente Peña Nieto se pidió 10 mil millones de pesos y por parte del gobierno entrante se pidieron otros 9 mil millones, total que se incrementó la deuda publica en 19 mil millones.

Las empresas que construyen el aeropuerto en Texcoco lamentan la decisión de parar la obra. La voz pública. La prensa “fifí” afirma que la decisión de no terminar el aeropuerto de Texcoco, el nuevo gobierno tendrá que buscar dinero para pagar los contratos vigentes que estaban programados para pagarse con el derecho de uso del aeropuerto que en México es de 800 pesos, que comparado con el derecho de uso que se cobra en los aeropuertos internaciones de Nueva York y Europa es de solamente cinco dólares. El pronóstico de pagar esa deuda con el DUA estaba avalado con la posibilidad de que el tráfico de viajeros se incrementara hasta llegar a los 100 millones de pasajeros.

Si se multiplicara esa cantidad de 800 pesos por persona, por un millón, nos daría una idea de que por 100 millones de pasajeros la cantidad sería más que respetable.

Para muchos de los observadores existe la idea de que Andrés Manuel dará un paso atrás para permitir la construcción del nuevo aeropuerto, pero son muchos más los que están seguros que como hombre de palabra va respetar la decisión de su pueblo. O sea, los que votaron que son menos de 800 mil, representan la decisión final.