El lago de Tos-Cano

Versos culinarios para pasar el rato,
por Francisco Toscano.

.

No falta quien todavía
diga: “lo veo y no lo creo”.
Y morbosamente espera
que si haya cruzazuleo.
Mientras en el arbitraje
siguen tragando camote,
sin saber usar el VAR
y solo armando mitote.

Tardados y a trompicones
llegaron nuevos camiones.
Por fin llegaron al puerto,
con su aire acondicionado,
prometidos autobuses
que mucho se habían tardado.
Ojalá que los choferes
resulten ser de los buenos
y no sean como los cafres
que hace tiempo padecemos.

Pregunto en tono muy tierno:
¿Hay gobierno o no hay gobierno?
Buses nuevos y chatarra
hoy más cobran, por parejo,
ante la esquiva mirada
de un gobierno muy… perplejo.
Unos le echan la culpa
a un gobierno en retirada,
mientras el municipal
no es parte de la jugada.

Sin nuevo marco legal
todo va a seguir igual.
A ver si alguien promueve
una ley que, por principio,
deje el público transporte
en manos del municipio.
Quiero decir, desde luego,
transporte municipal;
pues nada más no la hacen
en la movida estatal.

No lo inventé,
no lo inventé lo vivimos
los que a chatarra
todos los días nos subimos.