CiudadLocal

Espectáculo en el aire

El grupo de mujeres paracaidistas, en la fotografía del recuerdo.

.

  •  Un total de 25 mujeres ofrecieron un salto en paracaídas en la zona del aeropuerto de Puerto Vallarta.

.

Por José Reyes Burgos
Puerto Vallarta

.

Para conmemorar el Día Internacional de la Aviación Civil, autoridades militares y aeronáuticas de Puerto Vallarta organizaron un acto solemne en el cual rindieron honor al personal de la Fuerza Aérea que cuida los cielos mexicanos, y al mismo tiempo honrar la práctica del vuelo por parte de ciudadanos mexicanos. En este contexto, la actividad principal fue un salto en caída libre de 25 mujeres, con la intención de imponer un récord.

Todas pertenecientes a un grupo de “skydrive” o salto y paracaidismo que opera en Puerto Vallarta, llegaron puntuales a la cita a un lado de la terminal del Aeropuerto Internacional Gustavo Díaz Ordaz; ya se encontraba un presídium, rodeado de público en general, marinos de gala y personal uniformado de la Fuerza Aérea Mexicana.

Las 25 mujeres, totalmente equipadas con ropa y herramientas propias del salto, subieron en dos avionetas que sobrevolaron por media hora el espacio aéreo, mientras el acto solemne tenía lugar en tierra. Llegado el momento, saltaron en orden y fueron cayendo, abriendo sus paracaídas y siendo visibles poco a poco para los espectadores.

Distintos colores de indumentaria y paracaídas, sobrevolaron el aeropuerto para caer junto a la pista principal y reunirse en el punto de encuentro, sobre el pasto. Como héroes, fueron recibidas entre aplausos, música y chorros de agua de dos tanques de bomberos, tras realizar la hazaña de caer desde los cielos.

“Es un honor haber volado y caído sobre el cielo de este bonito puerto que es Vallarta, nos entusiasma mucho y se trata de una experiencia única en la vida”, dijo al público Laura Escobedo, integrante del grupo de paracaidistas femeninas dedicadas a practicar esta actividad de forma civil.

Fueron momentos de sorpresa y ánimo los que vivieron los presentes, niños y familias, además del personal aeroportuario, militares y autoridades civiles locales. Entre remembranzas, se recordó la apertura del propio aeropuerto en la década de los años 60’, y como Puerto Vallarta se ha ido conectando con el mundo gracias a sus puentes aéreos.

Al final, el evento resultó ser un punto de convivencia entre civiles y militares, pero también un recuerdo de como el sueño de alcanzar los cielos se ha estrechado con la realidad para hombres y mujeres con el paso de los años. Aun así, pocos son quienes aún tienen la oportunidad de realizar saltos en caída libre para sentir en carne propia la fuerza de la gravedad y los vientos, como lo hicieron las 25 mujeres del grupo.

.

FOTOS: JOSÉ REYES.