Desinformación o disfraces

Por J. Mario R. Fuentes (*)
jomarefu@hotmail.com

.

Dislates podría pensarse, desafortunadamente fueron recibidos así por la sociedad, mensajes totalmente contradictorios y en ocasiones complementarios, iniciaron dos Secretarios de Estado y el nuevo Presidente de la República, apenas con unos días de haber entrado en funciones su administración, parece centrar todo el poder.

Me refiero a los titulares de la Secretaría de Turismo y de Comunicaciones y Transportes, Miguel Torruco Marqués y Javier Jiménez Espriú, respectivamente; este último de inmediato desmintió a Torruco Marqués en el sentido de que las terminales aéreas de Santa Lucia, Toluca y Ciudad de México recibirán vuelos nacionales e internacionales.

Torruco Márquez declaró ante medios nacionales y no dudo que alguno internacional “el aeropuerto de Santa Lucía sería exclusivo para vuelos internacionales y el de la CDMX para nacionales”; el disparate preocupa porque entonces no hay comunicación entre los titulares de las dependencias mencionadas o, cada quien interpreta como puede.

Voy más allá: según la Organización Mundial de Turismo (OMT) reportó oficialmente que México en 2017 recibió 30.3 millones de turistas internacionales, lo cual representó más del 12 por ciento con respecto al lapso anterior y agrega en su informe: a nivel mundial el aumento fue del 7 por ciento mientras que la Región Latinoamericana fue del 4 por ciento; esto situó a México en el sexto lugar como la nación más visitada.

De dónde saca  Torruco Marqués que estamos situados en el lugar 16 de naciones más visitadas; me parece que debe enterarse que está al frente de una dependencia federal (nacional) no en su antigua responsabilidad desempeñada en lo que ahora es la capital del país. Estar enterado de lo que implica su responsabilidad y el impacto provocado a la sociedad y a los mercados, porque si no entonces estaría como tantos simuladores trepados en un tabiquito.

Señor secretario Torruco Marqués su deber, hasta donde distingo y más allá, es saber el lugar de México en el ranking 2016 en lo básico, cuando según reporte oficial de la OMT desplazó nuestro país a Reino Unido, también Alemania quedó en el camino; por lo tanto se tuvo entonces el mayor avance en su crecimiento porcentual para posesionarse entre las 10 naciones más atractivas para ser visitadas a nivel internacional, en el año mencionado, especificó el organismo internacional.

En el elenco de la competencia, hasta el momento, no obstante los llamados de alerta del gobierno de los Estados Unidos a no visitar México se tienen buenos resultados; no así con el neoliberalismo vilipendiado por la nueva administración federal; éste modelo económico nacido a partir de su antecesor la sustitución de importaciones, conocido también como el desarrollo hacia adentro, de alguna forma cimentó el camino para la conformación de una oligarquía dominante e impositiva.

Las promesas de la administración naciente sitúa al Presidente de la República como la principal figura cuando en verdad se debe crear simultaneidad dada la experiencia delineada en el importante libro El Estilo Personal de Gobernar del maestro y gran filósofo de la historia política de México don Daniel Cosio Villegas… “…el temperamento, el carácter, las simpatías, las diferencias, la educación y las experiencias personales influirán de un modo claro en toda su vida pública, y, por lo tanto, en sus actos de gobierno”.

En este sentido la presencia de López Obrador supera en imagen de poder a sus colaboradores, los deja como satélites en derredor de él lo cual parece debilitarlos, habrá necesidad de modificar los esquemas de participación y darles la fuerza necesaria para evitar emular al expresidente Luis Echeverría Álvarez, centro del valioso texto de don Daniel Cosío Villegas. Los ejemplos empiezan a brotar como hongos en jardín; es necesario no dar la impresión de que sólo el Presidente de la República concentra el poder.

La problemática nacional es sumamente compleja; los vaivenes políticos no tienen por qué dar impresiones falsas o desinformadas; a nadie conviene dar pasos dudosos, los impugnadores solamente vigilan para arremeter a su estilo, ampliamente conocido. Prometer lo imposible en los renglones prioritarios para los ciudadanos como son los precios de satisfactores básicos: alimentos, educación, seguridad pública, salud, gasolinas y empleo; tienen, merecen, entre otros que se agregarán demasiada seriedad para realmente transformar a México.

Se tienen proyectos interesantes en este nuevo inicio de la administración federal fuera de la corrupción; preocupa a la aldea global en sus emisiones extorsionantes, los enterados la conocen como la cotidiana era digital, en este sentido habrá que mantener bien abiertos los ojos, los ataques cibernéticos están de moda en todo el mundo. Noticias, sistemas bancarios y gobiernos son las víctimas perfectas para las emisiones falsas, tener cuidado.

.

(*) Egresado de la UNAM, maestro universitario desde 1979, fue investigador del ICS, conferencista, articulista, inició su trabajo periodístico en la Revista Proceso, jefe de corrección primera plana de diario El Nacional, reportero y columnista; galardonado en varias universidades del país,  21 años trabajó en el sector público y conformó el SNIM en la Coordinación de Productos Básicos de la Presidencia de la República, catedrático de la Universidad de la Veracruz.