Educación y ParentalidadGente PV

Actitudes diversas y navidad

El optimismo viene fundamentalmente de las experiencias que se van acumulando, pero igual de la correspondencia de buenas actitudes con otros, con el buen trato y educación con el entorno.

.

Por Dr. Jesús Cabral Araiza

.

“La actitud con la cual realizas tu trabajo, no sólo determina tu calidad y eficiencia, sino que moldea tu carácter y revela tus valores y principios.”
 – Orison Swett Marden

Siempre me ha parecido un tema complejo y apasionante a la vez el hablar de las actitudes. El porqué, trataré de explicarlo en estas breves líneas. Verá usted amable lector, la conducta humana es mediada y regulada por multiplicidad de factores, la actitud se refleja en ella, pues es la disposición o predisposición a las personas, situaciones, grupos o espacios en los que el sujeto interactúa. Además, esta igualmente determinada por la experiencia y la relación histórica que se ha establecido o ha perdurado con todos esos elementos, por tanto, no es difícil afirmar que es lo que en gran parte constituye un principal motivo de análisis y trabajo para los psicólogos.

Festividades navideñas

En estas fechas no es de extrañar que las actitudes cambien, sea para una u otra dirección. Imaginen ustedes una persona que ha tenido una amarga experiencia en las épocas navideñas (muy frecuente), sea por la ruptura amorosa con alguien, enfermedad, traslado a otra ciudad, despido laboral o incluso la muerte de un ser querido. Dichas experiencias, signan poderosamente el psiquismo del sujeto, predisponiéndolo justamente ante la multiplicidad de símbolos navideños, que en su caso no evocan buenas experiencias o recuerdos.

Caso contrario de los niños que hasta su corta edad han tenido la grata experiencia de recibir regalos y contar con sus seres queridos, esos recuerdos se atesoran para toda la vida. Pero también es claro que no siempre se pueden tener tan buenas condiciones de vida. Hay veces que el presente se torna cruel y la vida parece un camino cerrado y sin sentido. Ahí justamente es cuando el valor de otro ser familiar o no, tiene valía para quien no se siente bien.

Ser optimista.

Me es sorprendente aun hoy en día, encontrar comentarios pesimistas o de plano, abiertamente depresivos, de jóvenes cuyo aparente único motivo de tristeza es no contar con una pareja sentimental. Sin duda ello encierra otras necesidades no resueltas y de momento pareciera que la vida completa no tiene sentido. La experiencia de vida es importante para saber que la vida sigue y que muchas veces los encuentros no planeados con personas que nos ayudan a sentirnos bien vendrán.

El optimismo viene fundamentalmente de las experiencias que se van acumulando, pero igual de la correspondencia de buenas actitudes con otros, con el buen trato y educación con el entorno, ahora llamado integración social sustentable, que creo no amerita mayor explicación en estas líneas. Basta decir, que como reza la filosofía antigua, “trata a los demás como te gustaría ser tratado”.

Viajar

Considero que no se requiere ser psicólogo para valorar la experiencia de viajar y su valor terapéutico. Ya hasta en los comerciales y memes podemos apreciar el valor del mensaje. Pero aún mejor, cuando recordamos la propia experiencia de viajar, conocer de la cultura de otras latitudes, otras personas, gastronomía, historia, tradiciones, artesanías, entre mil elementos más, nos valoramos e inevitablemente comparamos con nuestra realidad y entorno de origen. Igual esa comparación nos sirve para regresar y hacer mejor las cosas, estudiar o trabajar con más ganas, hacer algo por los otros, ahorrar más, tener nuevos propósitos, entre otros grandes cambios positivos. No es posible que alguien que viaja regrese pesimista, salvo por extrañar la misma experiencia de viajar y querer regresar a esos lugares que generalmente parecen mágicos y únicos.

Cierre

Justamente un buen cierre de año puede ser el que cada uno podemos construir y que implique revisar nuestras actitudes con nosotros mismos, revalorarnos, mejorar nuestra relación con el entorno social y material, viajar y ser mejores ciudadanos implicara planear. No gaste lo que no tenga, deje un fondo mínimo para iniciar el año, sea ejemplar con quienes dependen de usted y ven su ejemplo, finalmente ellos harán lo mismo si usted así se los ha enseñado. Tome buenas decisiones y de preferencia consensadas. Pase buenas fiestas navideñas. Un abrazo anticipado.