Los males no llegan solos

Hay escasez de gas en la región.

.

Sin gas doméstico Puerto Vallarta y Bahía de Banderas desde hace tres o cuatro días, lo que es sin duda un grave problema para nuestros destinos turísticos.

Hoteles, restaurantes, la sociedad entera no tiene ese gas doméstico para cocinar sus alimentos y agua caliente para bañarse. Las cuatro o cinco empresas que distribuyen este elemento han cerrado sus teléfonos en todo el día, no contestan. Los empleados que lo reparten están concentrados en espera que les surtan pero no tienen una fecha exacta para contar con el elemento tan valioso bajo cualquier circunstancia.

Posiblemente en algunos casos volver a la leña o al carbón es difícil y peligroso, en las cocinas no hay elementos de protección por la expulsión del monóxido de carbono producido por la quema de estos combustibles y puede conducir a la muerte en tres o cuatro minutos. Utilizarlo al aire libre podría ser la solución.

Utilizar la energía eléctrica puede ser la solución pero en muy pocos hogares se cuenta con sartenes o elementos eléctricos para cocinar, de tal suerte que Puerto Vallarta y Bahía de Banderas vive condiciones, hasta cierto punto, terribles que podrán ser peor si en un término de dos o tres días las empresas no reciben este producto doméstico tan indispensable para cada hogar.

Por parte de las autoridades tampoco existe información sobre el motivo por el cual se carece de gas doméstico en los dos municipios conurbados. Simplemente no hay información sobre este tema tan delicado.

Definitivamente los males no llegan solos, por una parte los constantes cortes de agua potable, por la otra la falta de gas doméstico afectan y dan un mal aspecto al turismo, autoridades y empresarios del sector turístico deben salir al paso para resolver los problemas, los cortes de agua afectan definitivamente a la población, en los hoteles hay cisternas que acumulan mucha agua potable, pero le problema del gas doméstico conmueve a los vallartenses porque no hay solución a la vista, en las empresas no explican porque se carece de éste elemento que ya se vende muy caro, más el precio no es el problema, el problema es que no hay para el reparto domiciliar ni a los restaurantes. Urge que las autoridades atiendan el problema, pero se carece totalmente de información.

.

EN  ESPERA

Las cuatro o cinco empresas que distribuyen este elemento han cerrado sus teléfonos en todo el día, no contestan. Los empleados que lo reparten están concentrados en espera que les surtan