Convertir auto en negocio, opción para tener un mejor Año Nuevo

El auto familiar puede ser negocio.

.

  • Cuando se tiene un automóvil propio se puede convertir fácilmente en un negocio.

.

Notimex
México

La temporada de fin de año es una época en la que se suele gastar más de lo habitual, debido a las festividades, regalos y cenas especiales, por lo que las billeteras de las personas pueden verse muy ajustadas, destacó Easy.

La app de transporte señaló que para ayudar a la economía familiar y disfrutar de estas fiestas, cuando se tiene un automóvil propio se puede convertir fácilmente en un negocio, ya que emprender con la movilidad es una forma sencilla de generar ingresos extra.

En un comunicado menciona que las aplicaciones “car hailing” (para llamar a conductores privados) se han convertido en una opción para poner a trabajar un auto, y una de las más convenientes para quienes no utilizan su vehículo diariamente.

Precisó que actualmente existe una gran diversidad de plataformas digitales en el mercado que ayudan a conducir a quienes quieren aumentar sus ingresos, las cuales tienen horarios flexibles, con la posibilidad de obtener buenas ganancias.

Otra forma de ganar dinero es colocar publicidad en el auto, ya que muchas marcas buscan la forma de darse a conocer de una manera distinta al resto, para llegar a una gran parte de sus potenciales clientes que pasean por la ciudad.

En México, explica Easy, existen portales en los que se puede registrar el auto para dicho fin, y en donde las ganancias pueden oscilar entre 800 y dos mil 200 pesos al mes, dependiendo de las rutas seleccionadas, la distancia recorrida y el horario de exhibición.

Otra manera de hacer negocio con un vehículo propio es compartirlo con viajeros que vayan al mismo lugar, lo cual puede ser de utilidad para reducir gastos como peaje y gasolina, e incluso para socializar y conocer nuevas personas.

Para ello existen sitios en donde se puede publicar la oferta del viaje a realizar, incluyendo la hora y la fecha de salida, así como los asientos disponibles que se tienen en el vehículo, y que otras personas puedan comprarlos.