Hueso duro de roer, 2019

El edificio del Banco de México.

.

Por J. Mario R. Fuentes*
jomarefu@hotmail.com

.

“La salvación está en el mundo.
El infierno está en el mundo.”

                           Carlos Fuentes

Lamentable la muerte de
Martha Erika Alonso y
Rafael Moreno Valle.

.

La crisis económica, herencia de gobiernos corruptos parece que tendrá nuevas energías en el 2019. La inestabilidad mundial  asoma su devastador rostro conocido como recesión.

A través de un examen de conciencia se podrá ir por partes para reflexionar a profundidad. No solamente para modificar los actos de gobierno. Ahí está el meollo del asunto, exactamente por aquí  está la entrada grande a las magnas soluciones. No lamentar cómo está México, por el contrario mantener el valor de modificarlo en todas sus estructuras. La oportunidad está en puerta, aún con un gobierno heredado en la calidad de “toro viejo y reumático”, definiría el Presidente López Obrador recientemente.

La herencia del neoliberalismo ha causado penalidades para el crecimiento económico de México; son cinco décadas sin avances significativos. Endeudamiento creciente, inversiones condicionadas y variaciones de pasivos y activos con desbalances sin respaldos financieros básicos. Todo esto de la mano de la corrupción, simulaciones y maquillaje de cifras de forma descarada.

La situación de inseguridad en todas sus formas; desapariciones forzadas, ataques a políticos nunca antes registrados en la historia nacional en un México con su democracia indefensa, prevalecen los paliativos en un ámbito de ausencia de respeto a la justicia, el Estado Político vulnerado, lacerado a voluntad por políticos sin escrúpulos. Todo esto tendrá que enderezase a corto plazo; las promesas ya no son suficientes.

El 2019 será difícil, no solamente para México sino para todas las naciones, la pobreza es perniciosa desde donde se le analice; realidad creada por décadas: se ha mantenido una oligarquía de lujos en medio de la miseria masiva, las ofertas de cambiar esta lamentable realidad desafortunadamente no está cercana; se pree una sacudida del modo de producción capitalista, esto dejará al descubierto las fallas y, sobre todo las necedades de los gobernantes.

Explicar lo inexplicable es la tónica de los miopes. La preocupación prevalece lo saben porque para nadie es ajeno, es momento crítico a futuro, hay miedo en el ambiente mundial. Las opiniones de los organismos económicos internacionales como el FMI, el Banco Mundial, la OCDE y ahora el Banco de México elevó por cuarta vez en este 2018 su tasa de interés de referencia.

Con este anuncio confirma el B de M que “se enfrenta a un entorno de marcada incertidumbre, en el que el balance de riesgos para la inflación muestra un sesgo al alza y se han materializado algunos de los (peligros) que la pudieran afectar, tanto bajo una perspectiva de corto como de largo plazo, así como la posibilidad de que se vean afectadas las expectativas de inflación de mediano y largo plazo”.

Este es el mundo real, fuera de ficciones se detecta una espiral peligrosa de la economía mexicana para 2019, sin pretender ser fatalista habrá que observar el comportamiento de nuestro vecino del norte a partir de lo planteado por el B de M en su informe:

“Es necesario mantener condiciones en los mercados de renta fija que contribuyan a un ajuste ordenado de la economía. Además, el entorno actual presenta importantes riesgos de mediano y largo plazo que pudieran afectar las condiciones macroeconómicas del país, su capacidad de crecimiento y la formación de precios en su estructura económica”.

Serán momentos difíciles, aunque no imposibles de superar, si se parte de no hacer caso a necedades externas como las planteadas por el inquilino de la Casa Blanca, nación de la cual México es su tercer socio comercial. Cuidar las finanzas internas, separarlas de la necia corrupción y, sobre todo hablarles a los ciudadanos con la verdad sin artificios.

Para iniciar un nuevo año habrá necesidad de la lectura firme y respaldada de noticias emitidas por los medios de información; los comunicólogos deben convertirse en investigadores no solamente en maquilladores a ultranza, dejar de ser obsoletos con interpretaciones a modo del político en el poder, ir a las fuentes confiables, organismos académicos reconocidos por su seriedad como la UNAM, el INEGI, Coneval y colegios de especialistas desde sus respectivas áreas de investigación, basta de charlatanes burócratas los cuales solamente sirven para confundir. México no está para tolerar más mentiras en 2019.

Abatir la desigualdad y pobreza de las mayorías con la verdad, eso va a ser primordial para México, los narradores vendidos o lame botas, las redes sociales no podrán continuar con sus manipulaciones; leer a los buenos comentaristas en diarios o revistas será a futuro una de las mejores medidas transformacionales para una nación como México en busca de una óptima existencia, esto por el bien de todos.

.

*Egresado de la UNAM, maestro universitario desde 1979, fue investigador del ICS, conferencista, articulista, inició su trabajo periodístico en la Revista Proceso, jefe de corrección primera plana de diario El Nacional, reportero y columnista; galardonado en varias universidades del país,  21 años trabajó en el sector público y conformó el SNIM en la Coordinación de Productos Básicos de la Presidencia de la República, catedrático de la Universidad de la Veracruz.