Gente PV

Lugar de tesoros incalculables

Internarse en las entrañas de El Salado es una experiencia inolvidable.

.

  • Es el único estero urbano protegido en México que cuenta con una gran riqueza de flora y fauna

.

Por Miguel Ángel Ocaña Reyes

.

Puerto Vallarta tiene un tesoro que no se ha sabido valorar, es un regalo de la naturaleza que brinda sus bondades a quienes se animan a recorrer sus entrañas para descubrir un mundo excepcional, en el que más de 22 especies de aves pueden apreciarse, además de otros reptiles y mamíferos que lo habitan.

El Estero el Salado es un verdadero paraíso para los observadores de aves, quienes, a lo largo del paseo a través del estero, pueden afinar sus sentidos registrar un avistamiento nunca antes detectado en su bitácora y sumarse a la élite que han sido partícipes de estos hallazgos en el mágico santuario de manglares, aves, peces y reptiles de la costa de Jalisco.

Hoy en día el estero El Salado cumple 18 años de protección, periodo durante el cual un equipo de valientes y entregados profesionales se dedican de sol a sol a cuidar este pulmón de Puerto Vallarta que está constantemente amenazado por la depredación humana y la contaminación de sus afluentes, una labor que nunca termina, y que es muy valiosa para conservar este cuerpo de agua que es un baluarte para los vallartenses, que, sin embargo, en muchos casos desconocen.

Y es que, si tuvieran la curiosidad de acudir a El Salado, se encontrarían con un periplo a través de sus canales que les brindaría una agradable sensación de tranquilidad y emoción al estar en contacto directo con la naturaleza, aislados del ruido de la ciudad, adentrándose a las entrañas de este cuerpo de agua que generoso muestra sus secretos a quien se anima a visitarlo.

El estero está abierto al público en horarios de 9 a 13 horas de lunes a sábados y la mejor forma de accederlo es vía directa, por la puerta 4 frente al Hospital Naval sobre la avenida o contactarse a reservas@esterodelsalado.org

.