Gente PV

Rescate de ballenas, una tarea de alto riesgo

  • Miembros RABEN realizando maniobras para rescatar a una ballena jorobada. El rescate se realizó en febrero de 2018 y fue exitoso.
  • Ballena jorobada enmallada.
  • Fue liberada con éxito por miembros RABEN en 2016.
  • Joe Howlett, un rescatista experimentado y entrenado de Canadá, murió durante el rescate de una ballena franca, cuando la cola de la ballena golpeó la proa de la embarcación.
  • En los enmallamientos hay ataduras complicadas de cabos a través de la boca de la ballena o alrededor de una aleta sumergida, ninguna de las cuales es fácilmente visible desde la superficie.
  • Los desenmallamientos se vuelven virales por razones equivocadas.

.

Por Astrid Frisch

.

Cada vez es más común encontrar en redes sociales, videos de miembros del público que desenredan ballenas y otras especies de vida marina.  Estos videos tienen todos los elementos de una historia asombrosa: peligro, valentía y, con suerte, éxito. Sin embargo, en la Red de Asistencia a Ballenas Enmalladas, RABEN, nunca compartimos estos videos, y por una buena razón: Si bien las historias son convincentes, las consecuencias involuntarias de estas acciones pueden ser devastadoras y podrían causarte la muerte.

Si bien, no dudamos de la buena intención de hacer lo correcto y salvar a las ballenas, hay mucho más en juego que la vida de la única ballena que inspira a alguien a actuar. Sabemos lo desgarrador que es descubrir a una ballena enredada en un equipo de pesca, sin embargo, nos sentimos muy preocupados cuando vemos videos de personas que no han sido entrenadas en las maniobras de atención a ballenas enmalladas, desempeñando este peligroso papel. Hasta ahora la mayoría de las historias han tenido un final feliz: una ballena liberada, un salvador sin lesiones y un aumento en la percepción pública sobre esta problemática para las ballenas.

Los riesgos

Sin embargo, nos preocupamos por que sabemos que estas acciones pueden animar a otros a hacer lo mismo para ayudar a una ballena. Ya sea que estén motivados por una genuina pasión por las ballenas, la euforia del riesgo o la esperanza de convertirse en la próxima sensación de Internet, sin saber y considerar todos los riesgos que esto conlleva.

Este tipo de rescates suceden sin un plan y sin entrenamiento o autorización del gobierno federal. La diferencia entre un rescate por personas capacitadas y las personas bien intencionadas, pero sin entrenamiento y autorizaciones apropiadas, pueden ser de vida o muerte para la ballena y los rescatadores potenciales.

RABEN

En México, RABEN cuenta con 180 miembros capacitados distribuidos en 15 equipos en el Pacífico Mexicano y la Península de Baja California, ellos son los verdaderos héroes que rara vez reciben atención o aparecen en videos virales, pero su trabajo es para salvar vidas, de ballenas y humanas.

Los miembros de RABEN hacen increíbles sacrificios para hacer lo que hacen. Dedican sus vidas a salvar a estas ballenas cuando quedan enredadas en artes pesqueras que ponen en peligro su vida. Los miembros de RABEN solamente se enfrenta al desafío de arriesgar sus vidas para salvar ballenas, después de entrenamientos y aprendizajes intensivos, que a veces tardan años en completarse. Sin un salario, están disponibles 24/7 para responder a los reportes de ballenas enmalladas.  Al sonido de un texto o el timbre de una llamada, con la adrenalina al tope, pero conscientes de que deben de mantener la calma, se preparan con su equipo de herramientas y se dirigen al mar en busca de una ballena salvaje asustada y herida, la cual no sabe que la quieren ayudar.

Hacer esto una vez es asombroso en sí mismo. Hacer esto día tras día, sin necesidad de publicar en redes sociales y conformándose con la satisfacción de un trabajo bien hecho, los hace superhéroes.

La dedicación y la pasión pueden conducirlos, pero su entrenamiento y la previa planeación es lo que los mantiene vivos.  Una ballena enredada puede pesar más de 40 toneladas, y obviamente se encuentra en un nivel alto de estrés y muy probablemente también de dolor.

Una tarea mortal

Desenredar una ballena puede ser mortal tanto para el rescatador como para la ballena. Si bien todos hemos escuchado las buenas historias de que las ballenas han ayudado en su rescate o han agradecido a sus rescatistas por haberlas liberado, la realidad no es un cuento de hadas, una breve conversación con cualquier miembro del equipo RABEN, cortésmente te devolverá a la realidad: las ballenas tienen dolor, miedo y evaden los esfuerzos de rescate, reaccionan a la defensiva y, a veces, responden con un golpe de su cola o aleta, el cual puede ser instantáneamente letal para cualquiera que lo reciba. Cada aproximación puede alterar aún más a una ballena ya de por si ansiosa, disminuyendo aún más las probabilidades de éxito.

A diferencia de lo que vemos en los videos que se han vuelto virales y nos hacen sentir bien, la realidad puede ser trágica, como en el caso de una ballena jorobada enmallada, que mató a un buzo de Nueva Zelanda en 2003, al intentar rescatarla en el agua.

Incluso las maniobras realizadas desde embarcaciones pueden ser potencialmente mortales. El año pasado, Joe Howlett, un rescatista experimentado y entrenado de Canadá, murió durante el rescate de una ballena franca, cuando la cola de la ballena golpeó la proa de la embarcación.  Esto nos demuestra que incluso con experiencia y entrenamiento, el riesgo para los rescatistas es real.

Casos desafortunados

Desafortunadamente, incluso las mejores intenciones pueden amenazar a más ballenas que solo la que tienes enfrente. Tanto el gobierno canadiense como el estadounidense suspendieron temporalmente todas las autorizaciones para rescatar ballenas cuando el Sr. Howlett perdió la vida. Si bien el gobierno de los Estados Unidos introdujo gradualmente las autorizaciones en cuestión de semanas, a Canadá le llevó meses permitir que se realizaran nuevamente los rescates.  Durante la suspensión de actividades, las ballenas continuaron enmalladas y los rescatistas entrenados no pudieron responder.  Si un miembro del público muriera intentando rescatar a una ballena, las suspensiones de las maniobras de rescate podrían ser permanentes, lo que dejaría a innumerables ballenas sin poder ser rescatadas y dejándolas a una muerte segura, ya que ni los equipos entrenados podrían actuar.

Incluso en los casos en los que aparentemente hay un final feliz y pareciera que se salvó la vida de una ballena, la realidad puede ser muy diferente.

Generalmente, en los enmallamientos hay ataduras complicadas de cabos a través de la boca de la ballena o alrededor de una aleta sumergida, ninguna de las cuales es fácilmente visible desde la superficie. Es raro que solo una cuerda pase por la parte posterior de una ballena y solo se necesite un corte para deshacerse del equipo. Sin las herramientas, el equipo y la experiencia correctos, el corte único aleatorio de una línea podría apretar o complicar aún más otras partes del enmallamiento, acelerando el sufrimiento de la ballena y complicando las labores de los verdaderos rescatistas.

Atender los reportes de enmallamientos de grandes ballenas requiere de una gran comunidad de científicos, equipos expertos en maniobras de atención a enmallamientos, observadores de ballenas, capitanes, pescadores, responsables políticos y miembros del público. Cada uno tiene su rol, pero solo los miembros entrenados y autorizados de los equipos de atención a enmallamientos RABEN deben realizar las maniobras de rescate de las ballenas.

Cómo ayudar

Sin necesidad de arriesgar tu vida o futuros rescates de ballenas, tú también puedes ser un héroe y ayudar, esto es lo que puedes hacer:

  • Contacta a las autoridades correspondientes: Zona Naval, Capitanía de Puerto, Tráfico marítimo, www.ecobac.org Reportar Ballena Enmallada
  • Detén la embarcación.
  • Mantén tu distancia, según los lineamientos de la NOM-131-SEMARNAT-2010: 60mts embarcaciones menores autorizadas, 80mts embarcaciones mayores autorizadas o 240mts embarcaciones no autorizadas.
  • Describe el problema: Tipo de arte pesquera, redes, boyas, cabos, etc.
  • En qué parte del cuerpo de la ballena se encuentra.
  • Envía una foto, puede ser una foto de la pantalla de la cámara o un video tomado con el celular.
  • Informa sobre la ubicación de la ballena, puedes compartir tu ubicación actual por WhatsApp o mandar posición satelital (lat/long).
  • Quédate en la embarcación, nunca te metas al agua a tratar de rescatar a la ballena.
  • Espera al personal de RABEN, no intentes ayudar a la ballena, al remover las líneas o boyas de arrastre disminuyes las probabilidades de liberar al animal de todas las redes y/o cabos, lo que podría causar más daño.
  • Reporta el rumbo del ejemplar.
  • Mantente en contacto.
  • Sigue a la ballena a una distancia prudente.

Checa nuestro video https://youtu.be/OGd0qqxBEwM

Únete a ECOBAC y RABEN en nuestra lucha para poner fin a los enmallamientos de grandes ballenas. Tus donativos pueden hacer la diferencia ¡Muchas Gracias!

Visita www.rabenmexico.org y www.ecobac.org

Agradecemos a Regina Asmutis-Silva de WDC https://us.whales.org