AMIG@ MÍO

Te deseo un año 2019 lleno de vida… con eso lo tienes todo.

.

Por Nacho Cadena

.

Como un suspiro se nos fue el año 2018. Un año más viejos, pero también un año más afortunados. Al final el Señor de la blanca túnica y las barbas nevadas, nos hizo una travesura, una broma, que por poco se le sale de las manos… y qué buenos sustos nos causaron. Él es bueno y solo quiso darnos un susto o quizá hacernos un llamado de atención, o a la mejor pensó que andábamos distraídos y que necesitábamos ponernos en orden y a cuidar lo que Él mismo nos regaló: la paz y la unidad. Damos gracias al Señor travieso por este año, a él que nos permitió vivir ¡Qué más podemos pedir!

Vivir para ti o para mí es nuestra mayor riqueza. La vida nos regala todo, nos da la oportunidad de nacer todos los días, de ser niños de nuevo. Cada amanecer es un nuevo día y cada día es una nueva vida.

Iniciar de nuevo como si nada, nacer cada día para vivir la experiencia de ayer y el hoy para crear algo mejor para el mañana.

La vida nos da la oportunidad de amar… y el que ama vive… y el que vive en el amor, vive en la generosidad, en la plenitud, en la complacencia, en el saber dar y saber recibir; vive también en la pasión por lo bello, en la prudencia, en la entrega y en la sana locura.

Vivir es amar. Amar a otra persona, a las piedras y a las plantas, a la lluvia y al trueno, al mar y a la selva y al desierto. Amar a los amigos, a muchos amigos. Amar a las cosas de todos los días, amar a la cotidianidad, a la sencillez, a la simplicidad… amar el aire que respiramos, los alimentos que nos nutren y a quien los produce, a los artistas, a los músicos, a los poetas, a los justos, a los desinteresados, a los que se entregan a las buenas causas, a los soñadores, a los creadores, a los emprendedores, a los hombres de trabajo, a los que sanan enfermedades, a los buenos guías, a los recién nacidos y a los jóvenes.

La vida, nuestro regalo del año 2018, es tan bella, tan preciosa, tan increíble que hasta nos permite morir. Es tan bella que no puede, que no debe ser eterna; tiene un principio y un final, un inicio bellísimo al nacer y un final hermoso al morir.

La vida también nos da la oportunidad de rectificar, de pedir perdón y perdonar; también de disfrutar y de sufrir, de gozar de las flores y de los insectos, del color y del sabor, del calor y del frío, de la luz y de la oscuridad, del día y de la noche, del canto y de la danza, del éxito y del fracaso, de caminar y de volar, del ruido y del silencio, del dormir y el despertar… de todo.

Te deseo un año 2019 lleno de VIDA… con eso lo tienes todo.

Te abraza tu amigo:

Nacho Cadena.

Por hoy fue todo. Muchas gracias. Hasta el próximo viernes.