El “Chapo” usa la revista Proceso para su defensa

El desaparecido periodista Julio Scherer García entrevistó a Ismael el Mayo Zambada en 2010 y la revista Proceso la publicó.

.

  •  Se mantiene el juicio contra el capo mexicano en los Estados Unidos, en donde su defensa presentó como documento de prueba la revista Proceso.

.

Por Juan Carlos Arce
Ciudad de México

.

La defensa de Joaquín el Chapo Guzmán Loera presentó como documento de prueba, en el juicio que enfrenta en Estados Unidos por presunto narcotráfico, imágenes de la revista de Proceso en la que aparece en portada Ismael el Mayo Zambada García junto al difunto periodista Julio Scherer García.

Los abogados del Chapo solicitaron al juez del caso mostrar dicha revista al jurado como una prueba de que el Mayo se encuentra libre, de acuerdo con Proceso. La defensa pretende señalar que Guzmán Loera no es el verdadero líder del Cártel de Sinaloa, sino su compadre.

Esa solicitud de la defensa del Chapo fue hecha el pasado, durante el interrogatorio que las autoridades estadounidense hicieron a Vicente Zambada Niebla, el Vicentillo, hijo del Mayo que fue extraditado a Estados Unidos y que ha declarado en contra el exsocio de su padre, como parte de un acuerdo con la justicia de ese país.

.

ENTREVISTA

Aunque durante años Ismael el Mayo Zambada mantuvo un perfil discreto, en 2010 -en plena guerra contra el narco emprendida por el expresidente Felipe Calderón- concedió una entrevista a la revista Proceso en la que aseguró: “Me pueden agarrar en cualquier momento… o nunca”.

El encuentro entre Zambada y Julio Scherer, quien falleció en 2015, se llevó a cabo en uno de los refugios del capo mexicano en una sierra. El presunto narcotraficante contó al fundador de Proceso que además de una esposa contaba con cinco mujeres, 15 nietos y un bisnieto. Las seis mujeres vivían en diversos ranchos, pues eran “hijas del monte, como yo”, aseguró.

“El monte es mi casa, mi familia, mi protección, mi tierra, el agua que bebo. La tierra siempre es buena, el cielo no”, dijo Ismael Zambada.

“Lo observaba. Sobrepasa el 1.80 de estatura y posee un cuerpo como una fortaleza, más allá de una barriga apenas pronunciada. Viste una playera y sus pantalones de mezclilla azul mantienen la línea recta de la ropa bien planchada. Se cubre con una gorra y el bigote recortado es de los que sugieren una sutil y permanente ironía”, describió Scherer García sobre su encuentro con quien fue socio del Chapo Guzmán durante décadas.

.

EN LOS PINOS

El juicio contra Joaquín el Chapo Guzmán Loera en una corte federal de Brooklyn, Nueva York, soltó su último ‘bombazo’: dijo que en 1997 el hijo de uno de los presuntos líderes del cártel de Sinaloa visitó Los Pinos para reunirse con un general de alto rango en el gobierno del presidente Ernesto Zedillo Ponce de León (1994-2000).

De acuerdo con una serie de tuits del periodista Keegan Hamilton, de Vice News, Vicente Zambada Niebla el Vicentillo, hijo de Ismael el Mayo Zambada, socio por años del Chapo Guzmán, declaró que hace 21 años visitó la exresidencia oficial de Los Pinos para reunirse con el general Roberto Miranda, un funcionario de primer nivel en la administración del presidente Zedillo.

“No está claro si Miranda estaba en la nómina del Mayo. El Vicentillo dejó muy en claro que el presidente Zedillo no lo estaba”, escribió el periodista estadounidense.

Keegan Hamilton reportó que Vicente Zambada acudió a Los Pinos para pedirle al general un favor: que dejara de catear los negocios que le pertenecían tanto a su madre como a sus hermanas.

“Cuando le preguntaron al Vicentillo por qué él, uno de los líderes del cártel de Sinaloa, acudió a la residencia oficial en 1997, Vicente Zambada respondió que en dicho año él no era uno de los líderes de dicha organización criminal”, escribió Hamilton.