Restauranteros de Bahía contra la trata de menores

Es común ver niños vendiendo en los restaurantes de la región.

.

  • Acuerdan no permitir el acceso a vendedores ambulantes menores de edad, con el fin de no contribuir con el abuso de menores y la trata de personas.

.

Por Eugenio Ortiz Carreño
Riviera Nayarit

.

Por decisión del Consejo de la Asociación de Restaurantes de Bahía de Banderas, se decidió evitar el acceso a los establecimientos, a vendedores ambulantes menores de edad tanto en las playas como en los pueblos turísticos como San Pancho, Sayulita, Bucerías y Nuevo Vallarta.

Lo anterior fue informado por el presidente de la Asociación de Restaurantes, Mario Nasser, al puntualizar que esto es un proyecto de la Asociación para evitar la trata de personas y abuso de menores de parte de personas adultas.

La razón dijo, es que se han hecho varios intentos de hablar con los niños, llevarlos a centros sociales de ayuda, o hablar con los papas sobre los riesgos que enfrentan los menores, pero no funcionó y por eso la decisión de la asociación es bloquear el acceso a los menores a los restaurantes.

Incluso anunció que en los restaurantes asociados se va a poner una placa, donde se marcará que está “prohibido el ingreso a menores vendedores”. Al mismo tiempo, como un segundo paso a esta medida, se va a pedir verbalmente y a través de promociones a turistas extranjeros y nacionales, que no compren nada a menores de edad.

La idea es convencerlos de que con su dinero no están apoyando, ni ayudando a los niños, sino complicando la vida a ellos; porque así les están mostrando que la vida es fácil y es fácil conseguir dinero y se gana de esa forma. Por eso “vamos a pedir a los adultos que no compren nada”.

Reconoció que es difícil, porque a los turistas les duele el corazón al ver a un niño y lo tratan de ayudar, pero realmente no están ayudando a nadie, con sus compras no están ayudando a los niños sino propiciando que no vayan a la escuela y que el papa los está esperando a la vuelta en la esquina del oxxo y les quite el dinero.

También reconoció que hay casos de abusos sexuales y por eso “la primera decisión es prohibir el acceso a menores de edad, y la segunda muy en particular en la playa, sensibilizar a los turistas que no compren a menores de edad, y vamos a hacer todo lo posible para que esto sea una ley, estamos acercándonos al Congreso, para que se haga una ley”.

La idea, abundó, es sensibilizar a los turistas a que no compren nada y por eso se impulsará una ley en el Congreso. Dicha Ley  es contra los adultos que compran a menores de edad. “Pedimos que el adulto no compre a menores de edad, porque es un problema que no ayuda a los niños”.

Al contrario, dijo, se propicia y se fomenta la explotación y los abusos sexuales, porque hay niños de 6 u 7 años, hasta 12 años, que cuando les dan un billete de cinco dólares, se sientan en las piernas de los clientes. Se tienen fotografías y es gravísimo lo que está pasando y hemos intentado hablar con los niños y con los padres, pero no funciona…

Por eso, vamos a pedir al gobierno que nos eche la mano ya lo estamos viendo a funcionarios y a diputados del Congreso.  En éste proyecto están comprometidos los integrantes de la Asociación, que son restauranteros de Sayulita, San Pancho, Bucerías, Nuevo Vallarta y hasta Punta Mita.

La idea no es frenar su derecho al trabajo, porque “no estamos prohibiendo la entrada a vendedores ambulantes adultos; ellos normal y tranquilamente que entren al restaurante, pero no los infantes… los vendedores ambulantes tienen derecho a vivir, pero solicitamos el apoyo a las asociaciones civiles. vamos a facilitar el trabajo de las autoridades evitando la trata y la explotación infantil.

Puntualizó Mario Nasser que como restauranteros, no solo son operadores gastronómicos, sino que “también somos operadores sociales, el primer impacto de la problemática que vemos diarios, nos llega a nosotros, y las vemos y sacamos reflexiones y soluciones”.