Gente PVJuventud en nuestra comunidad

Tron X

Historias de logros como la de los hermanos Tron, prueban cómo es cierto que cuando alguien encuentra su pasión y una forma de monetizarla, se dice que jamás trabajará en su vida.

.

Por Néstor Cabral Biurcos

.

No importa lo grande que son tus sueños, si tus ansias de lograrlos son mayores.
– Anónimo.

.

Puerto Vallarta poco a poco se ha ganado un puesto entre los distintos destinos costeros en México y el mundo, como eje de recreación para todo tipo de deportes extremos acuáticos.

Ya sean deportes de motor de los cuales, por ejemplo, se deriva el Ski acuático, o deportes de remo y tabla que se podría decir abarcan la mayoría de esta categoría, se ha visto un importante incremento en el interés de la juventud en Vallarta hacia este tipo de actividad.

Con la facilidad de vivir en un lugar paradisiaco como lo es nuestro puerto, veo difícil que esto no sea así. Razón que ha llevado a que distintos proyectos se hayan puesto en marcha durante los pasados años como impulsores de esta carrera por comercializar y abrir la posibilidad de que día con día haya más personas practicando alguna disciplina acuática.

Tuve la oportunidad de entrevistar a Juan Pablo Tron, un joven de apenas veinte años de edad, co-fundador y socio de “Tron X” una de las únicas, más recientes escuelas y tiendas de deportes acuáticos extremos en Puerto Vallarta. Él, junto a sus tres hermanos Henri, Diego y Sebastián, comenzaron un proyecto el cual empezó como un simple pasatiempo, llevándolos así con los años a ser una empresa con un alto reconocimiento y competitividad en nuestra ciudad.

Juan Pablo cuenta cómo fue que, desde una temprana edad, él y sus tres hermanos comenzaron a vender productos de la marca ¨Slingshot¨ marca de productos acuáticos, vendiendo así en pequeñas cantidades equipos de calidad a sus conocidos y amigos.

Eventualmente, más que el tiempo y las ganas, el espacio fue lo que los detenía de seguir haciendo lo que ellos amaban, fue así que decidieron rentar un local en la marina de Nuevo Vallarta. En un futuro, este se convertiría en la sede y primera sucursal de su tienda, donde almacenaron todos sus productos, así, con un poco de dedicación y entusiasmo lograron conseguir los permisos necesarios para establecer un negocio familiar, iniciativa totalmente dependiente de los hermanos.

En aquel tiempo tiempo, Juan estaba rondando apenas los 17 años de edad.

Tron X se dedica a la enseñanza de distintas disciplinas tales como: surf, velerismo marítimo, variaciones del Ski acuático, ¨paddle boarding¨, y deportes de vanguardia los cuales son pocos conocidos como el ¨foil¨, el cual consiste en un mástil con una aleta la cual se acopla a distintos tipos de tablas, de esta manera facilitando el deslizamiento en el agua.

Así como esta escuela ofrece el servicio de clases, con maestros capacitados en el área, y la habilidad de hacer que cualquiera con dedicación pueda convertirse en un experto en el deporte que desee. Comprometida con el trabajo nacional, esta empresa se ha dedicado a dar la oportunidad de comercializar productos e iniciativas de mexicanos, vendiendo accesorios para la vida playera como: playeras, trajes de baño para hombres y mujeres, bloqueador, toallas de playa, lentes de sol y de más artículos. Todos estos fabricados e impulsados por manos cien por ciento mexicanas.

Asimismo, continuamente existen campamentos de capacitación y orientación a jóvenes los cuales desean convertirse prontamente en maestros de estas disciplinas que tanto les encantan, empleando así a algunos de los cuales cumplen con los requisitos para ser parte del equipo.

Historias de logros como la de los hermanos Tron, prueban cómo es cierto que cuando alguien encuentra su pasión y una forma de monetizarla, se dice que jamás trabajará en su vida. Existen retos los cuales siempre complicaran el proceso de alcanzar tus sueños, crecer y obtener lo que deseas. Sin embargo, eres tú y nadie más quien, a fin de cuentas, decidirá qué tan lejos has de llegar.

Es de notarse que el éxito no se alcanza con una edad, cualquiera puede empezar a hacer lo que le gusta teniendo la edad que tenga. Algo que Juan Pablo dejó bien claro, fue que Tron X no hubiera sido posible sin el equitativo trabajo de sus hermanos y apoyo de sus padres en todo momento, quienes sin intervenir mayormente siempre apoyaron el proyecto el cual siempre había sido sueño de sus hijos.